Los coches han dejado ver ciertas renovaciones que adelantan la próxima línea de la casa francesa, que por ejemplo sitúa su logotipo en posición vertical y de mayor tamaño en el frontal.

Las versiones deportivas del Mégane, el RS y el GT, también han sido mejoradas, con una nueva parte delantera totalmente renovada en la que se incorporan nuevos faros con contorno negro brillante.