Se suicidó el cantante de Linkin Park