El Gobierno militariza la zona del Congreso