Hay una intrusa en la mesa