La agenda solidaria, llena de encuentros para resistir