El grito de La Poderosa retumbó en tierras mexicanas