El legado de Spinetta, en vivo con un ex Invisible