Boca y el costo de una eliminación impensada