Sociedad | Aborto | campaña | Aborto

Las calles del país reclaman #AbortoLegal2020

A dos años del rechazo a la sanción del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, una campaña de gigantografías callejeras irrumpió en las ciudades argentinas.

A dos años del rechazo del Senado de la Nación a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito lanzó una campaña callejera con gigantografías en las calles de todo el país. La consigna impresa, #Abortolegal2020, acompañada por el tradicional lema “ Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, puede verse en las ciudades de Tucumán, Santiago del Estero, Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Mar del Plata y en numerosos barrios de la ciudad de Buenos Aires.

Mientras, este 8 de agosto desde las 11 se realizará el Redazo Federal “A la clandestinidad no volvemos nunca más”, con el objetivo de denunciar las consecuencias de las obstaculizaciones, muertes y criminalizaciones desde el 8 de agosto de 2018 a esta parte en todo el territorio nacional. Llaman a seguir las redes de Twitter, Facebook e Instagram @CampAbortoLegal con el hshtag: #AbortoLegal2020.

La Campaña señaló en un comunicado: “recordamos a quienes nos representan y forman parte del Estado argentino que tras protagonizar una manifestación histórica que convocó a millones en las calles; mujeres, lesbianas, bisexuales, varones trans y personas no binaries, seguimos padeciendo las consecuencias de la criminalización del aborto al someternos a prácticas inseguras producto de la clandestinidad.” A la vez que expresan que al ser “una problemática de salud pública, de justicia social y de derechos humanos sea saldada en 2020 con la sanción de la ley de interrupción voluntaria del embarazo”.

El comunicado enfatiza: “en 2020 el Congreso debe sancionar la legalización del aborto voluntario; porque no queremos vivir más historias de injusticia ni que persista la vigilancia y el control sobre los proyectos de vida de niñas, niñes y adolescentes, que son obligades a gestar y a parir; de personas presas por eventos obstétricos ni de personas trans que en lugar de recibir atención, reciben violencia institucional.”

Durante la pandemia, la organización feminista advirtió que tanto las interrupciones legales de embarazo, como la atención en salud sexual y reproductiva y el acceso a métodos anticonceptivos forman parte de las prácticas esenciales, que deben ser tratados con celeridad, aún bajo las condiciones de aislamiento preventivo y que por cualquier consulta o duda se puede acceder a la línea de la dirección de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación: 0800 222-3444.

Del mismo modo, durante el mes de junio la Campaña denunció que, en Santiago del Estero -provincia que aún no adhiere al Protocolo de Interrupción Legal de Embarazo junto a Tucumán; Formosa; San Juan y Corrientes-, en el primer semestre cuatro mujeres, de entre 24 y 26 años fueron presas por aborto. Además, subrayaron que como consecuencia de los abortos clandestinos hay anualmente 50 mil internaciones de personas que llegan a los centros de salud con secuelas de prácticas inseguras, que “de legalizarse el aborto voluntario, estos resultados que ponen en riesgo la vida y la salud de mujeres y personas con capacidad de gestar disminuirían notalmente, a vez que se descongestionarían los servicios de salud.”

Asimismo, refirieron a que “el 28 de mayo de este año, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, cumplió 15 años de construcción de consensos políticos, redes de acompañamiento, incidencia parlamentaria y apoyo social para la generación de políticas públicas que garanticen el reconocimiento de nuestros derechos. Son conquistas que esperamos no sean ignoradas por un Congreso renovado que debe legislar por vidas dignas y por el derecho a decidir en libertad.”

Dejá tu comentario