Política | Abuelas de Plaza de Mayo | Estela de Carlotto | Alberto Fernández

Estela salió a bancar al gobierno nacional

La titular de Abuelas se refirió a las críticas que Alberto recibió en los últimos días por parte de referentes del oficialismo. También habló de la desaparición de Facundo Astudillo.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto afirmó se refirió a los cortocircuitos que aparecieron en los últimos días cuando una referente del oficialismo como Hebe de Bonafini firmó una carta abierta con señalamientos a la figura de Alberto Fernández.

“El presidente es presidente de todos y hay que dejarlo actuar. Sus acciones son confiables”, apuntó la referente de los derechos humanos. En ese sentido, dijo no considerarse con "el derecho de criticar la acción del Presidente". Y agregó: "Tenemos total confianza en su mandato; le toca gobernar un país endeudado por años, con espionaje, con la pandemia y la deuda externa”.

En el mismo sentido, y en diálogo con El Destape Radio, agregó que el jefe del Estado "no puede hacer todo esto en soledad" y "se tiene que reunir con todos”, en referencia a los encuentros que Alberto mantiene por estos dias con dirigentes opositores y referentes del empresariado.

“Le diríamos que no a Alberto si llegara a tener respeto por algún genocida o por algún represor”, apuntó también, y agregó: “Hay que ayudar y no poner piedras en el camino”.

Alberto les respondió a las Madres de Plaza de Mayo

La desaparición de Facundo

La titular de Abuelas se sumó también "al reclamo por la aparición de Facundo Astudillo Castro. Es un desaparecido en democracia y con la intervención de la Policía".

"Hay que pedirle a las autoridades que separen a quienes son responsables, se los indague y se los juzgue. Siempre uno tiene la ilusión de que esté con vida”, dijo y agregó que "esto es muy grave, son coletazos de una vieja época que todavía existen en nuestro país”.

En cuanto a los juicios por crímenes de lesa humanidad, frenados en el marco de la pandemia del coronavirus, Estela consideró que "hay una inmovilidad judicial que no se justifica en torno a los represores”. Además, remarcó que "no hubo respuesta de la Corte a nuestro pedido” de aceleración de las causas. “No puede haber beneficios a los represores”, agregó y apuntó: “La Corte no es confiable. Sería buena la propuesta de nombrar más miembros; no se pueden esperar milagros de gente que nos falló”.

Dejá tu comentario