AhGuapas |

Increíble: un fotógrafo top vivió en la calle sin que nadie lo supiera

Conocé la historia de vida de Mark Reay, un fotógrafo y modelo que durmió durante seis años en la azotea de un edificio de NY y al mismo tiempo se codeaba con lo más top del mundo fashion.

Nunca una historia ejemplificó tan bien el dicho de que las apariencias engañan. Y si hay un mundo en donde el parecer importa más que el ser, ese es el mundo de la moda.

Mark Reay es un fotógrafo y modelo que asiste a eventos donde se codea con personalidades importantes del mundo de la moda y el espectáculo - Anna Wintour, Pharrell Williams, por nombrar a unos pocos -, trabaja para la reconocida revista Dazed & Confused y viste impecable todos los días de la semana. 

Pero Mark esconde un secreto: por seis largos años, su casa fue la azotea de un edificio de Nueva York. 

Su historia se conoce recién ahora porque fue contada en el documental Homme Less, dirigido por su amigo Thomas Wirthensohn. En él nos enteramos de que durante esos años que vivió a la intemperie, el principal miedo de este fotógrafo de 56 años era morir electrocutado por un rayo. 

¿Cómo llega un graduado de la Universidad de Charleston a dormir en la calle? En su juventud, Mark se ganó la vida trabajando como modelo y fotógrafo en Europa y Estados Unidos. Durante una mala racha, en la que los ahorros se terminaron y no tenía plata para pagar un alquiler en Nueva York, la única opción que Mark tenía era dormir en la terraza de uno de los coquetos edificios del East Village. Pensó que sería una situación que duraría sólo unos días.

A pesar de ganar unos 30.000 dólares al año le era imposible pagar un alquiler en NY. Para poder guardar su equipo fotográfico y darse una ducha diaria, Mark se anotó en un gimnasio por 70 dólares al mes. Allí a veces lavaba su ropa y usaba los secadores de manos para no llevársela mojada. Todos trucos de una persona que no tiene un techo donde vivir. 

Este profesional del mundo de la moda ya no vive en una azotea, pero sigue buscando una vivienda estable. Sobre su situación actual explica que “mi vida ha cambiado en general para mejor. La recompensa intangible de colaborar en una hermosa película es bastante edificante. Proporciona cierta satisfacción en la lucha por encontrar un significado a lo que he vivido. Ahora estoy esperando encontrar un agente y he comenzado una campaña para financiar una vivienda permanente en Nueva York vendiendo sesiones de fotos”.

El director del documental, Wirthensohn, explica: "una de las cosas que me llevaron a filmar Homme Less fue la discrepancia entre la apariencia de Mark y la realidad que está viviendo. Está trabajando en la industria de la moda y como actor, dos mundos en los que el aspecto exterior es muy importante. Su caso muestra lo engañosa que puede ser la apariencia externa”.

Fuente: SModa

Temas

Dejá tu comentario