Sociedad | Alberto Fernández | Inquilinos Agrupados | Gervasio Muñoz

"No tienen idea la angustia de no saber dónde vas a vivir en veinte días"

Ante las especulaciones por el vencimiento del DNU 320/20, agrupaciones en defensa de inquilinxs reclaman por una prórroga para impedir aumentos de alquileres y desalojos.

El 30 de septiembre vence el decreto 320/20 que dispuso el Gobierno Nacional para frenar los aumentos de alquileres y desalojos. Frente a la cercanía de la fecha, el presidente Alberto Fernández advirtió que la prórroga continuará, pero aún no ha informado hasta cuándo ni bajo qué condiciones.

“Creo que aún no fue anunciada (la extensión de la prórroga) porque no tienen idea lo que es alquilar y la angustia de no saber dónde vas a vivir dentro de veinte días”, reflexiona Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional y referente de Inquilinos Agrupados.

El DNU 320/20 de marzo suspendió los desalojos y congeló los precios de los alquileres hasta fines de septiembre. Asimismo prorrogó los contratos que vencieran durante el periodo de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), dispuesto a causa de la pandemia.

Días atrás, el presidente Alberto Fernández anunció que el gobierno trabaja en “prorrogar lo que hoy existe” para “proteger a los más débiles”.

“Lo seguro es que el decreto se va a extender, pero no se sabe hasta cuándo”, asegura Muñoz.

En ese sentido, lxs diputadxs nacionales Eduardo Fernández y Fernanda Vallejos, del Frente de Todxs, presentaron un proyecto de ley que busca extender hasta el 31 de marzo de 2021 la vigencia del DNU así como también la prórroga de los contratos y el congelamiento de los montos de alquileres.

Relevamientos

La Federación que preside Muñoz realiza encuestas a miles de inquilinxs cada mes, para reunir información sobre la situación y las dificultades que atraviesan en torno a los alquileres.

Para el informe de septiembre encuestaron a de 2848 inquilinxs en todo el país, y los resultados arrojados no son para nada alentadores.

Lxs locatarixs destinan casi el 50% de los ingresos totales del hogar para pagar el alquiler, casi el 38% no podrá pagar el mes de septiembre en parte o en su totalidad, y el 53% adeuda uno o más meses.

Con estos resultados, viene acarreada la especulación y violencia de dueñxs de departamentos e inmobiliarias, ya que según indica el informe, el 41% recibió amenazas de parte de lxs propietarixs ante la imposibilidad de los pagos.

"Es imposible cubrir el alquiler con un laburo"

Mariela alquila en Capital Federal hace cinco años, con dueñx directx, y siempre las conversaciones y los acuerdos se dieron en un tono de “propuestas” por parte de lxs propietarixs. Hace dos años está con un contrato de renovación semestral, donde figura que el aumento de las actualizaciones de montos se harían en función de los aumentos en el IPC, lo cual le fue útil hasta que llegó Mauricio Macri a la presidencia.

“La inflación se fue disparando y en la ante última renovación empezaron a haber aumentos del 26 %, por lo que me empecé a poner un poco loca porque yo no tenía ese aumento ni siquiera de forma anual en el laburo, entonces buscamos la manera, y acordamos que -me convenga o no- los aumentos tendrían que ser del 15 % semestral. Eso quedó en el aire, fue un acuerdo verbal”, comenta Mariela.

Y agrega: “Para este año yo en junio tenía que actualizar el aumento, entonces les escribo en mayo, y me informan que de acuerdo a la situación de pandemia no me iban a aumentar hasta septiembre, pero hace unos días me mandó un mensaje diciéndome que la propuesta de ellxs era para octubre y noviembre un aumento que me llevaría el alquiler nuevamente a un aumento del 26 %”.

Mariela tuvo que aceptar, bajo la condición de que en diciembre no le vuelvan a aumentar. Pero las negociaciones, entiende, son siempre desiguales.

“Lo que discuto es esa actitud medio agresivo pasiva del “qué te parece” cuando en realidad no es un acuerdo entre iguales. Ellxs viven de rentas y yo soy una trabajadora, entonces se complica un poco porque mi única arma de negociación es pagar ahora ese 26 % de aumento, pero que no me aumenten en diciembre otro 26 % porque conforme a cómo viene todo, cada vez va a ser más difícil y lo que intento situar en la situación con ellxs es que es imposible cubrir el alquiler con un laburo, no hay forma”, concluye.

La necesidad del anuncio oficial

“Sabemos que el gobierno nacional está trabajando en la extensión del decreto y en un plan de desendeudamiento, pero necesitamos que lo comunique oficialmente para frenar la presión de las inmobiliarias y los propietarios sobre los inquilinos. Los niveles de incertidumbre y angustia son enormes. No pueden anunciar la extensión un día antes de que venza el decreto actual, si esperan hasta ese momento, ya miles de familias habrán sido echadas de forma violenta o económicamente de sus casas. Es más sencillo solucionar esto ahora, y no cuando ya estén en la calle”, enfatizó Muñoz en un comunicado.

Situación en Córdoba

Por su parte, en la provincia de Córdoba también están alertas ante esta problemática. La asociación Inquilinos Córdoba emitió un comunicado donde expresaron que el DNU “significó reducción de incertidumbre y angustias" a quienes, producto del COVID-19 no pueden "salir a trabajar para generar ingresos" o directamente quedaron sin empleo.

A través de un relevamiento propio, informaron que “más del 50% de los inquilinos manifiesta que desde el inicio de la pandemia percibe menos ingresos y, de ellos, casi el 25% ha perdido su trabajo”.

Para mejorar

Por último, Gervasio sostiene que si bien la extensión y el respectivo anuncio del decreto es fundamental, para optimizar su cumplimiento sería necesario “sumar un organismo de control, pena por incumplimiento y un plan de desendeudamiento”.

Dejá tu comentario