Sociedad | Alcohol | cáncer | The Lancet

Alarma: el consumo "moderado" de alcohol también es factor de cáncer

Un estudio indica que el 15% de los tumores provocados por la ingesta de alcohol se registra en quienes están lejos de la adicción a la bebida.

A galope de la pandemia del coronavirus, durante 2020 el consumo de alcohol se disparó en todo el mundo, incluso entre quienes consideraban que su relación con el vino o la cerveza era moderada. Pues bien, además de todo eso, un estudio publicado en The Lancet Oncology indica que el año pasado el alcohol fue responsable de alrededor de 740 mil tumores, esto representa el 4% del total de tumores detectados.

El trabajo científico señala que 3 de cada 4 enfermxs de cáncer fueron hombres y que las zonas más afectadas fueron Asia y Europa Central y del Este.

“Nuestro estudio destaca la contribución de, incluso, niveles relativamente bajos de consumo de alcohol a las tasas de cáncer, lo cual es preocupante”, detallaron los responsables del estudio.

Cómo combatir la adicción al alcohol

Según los datos que aporta el estudio, casi el 15% de los casos de cáncer alrededor del mundo por la ingesta de alcohol los sufren bebedores moderadxs, gente que toma menos de un litro de cerveza al día.

Los responsables de la investigación reclaman más medidas frente a este problema por parte de los gobiernos, tal como señaló Harriet Rumgay, de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC): “Necesitamos con urgencia crear conciencia sobre el vínculo entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer entre los responsables políticos y el público en general. El contexto local es esencial para una política exitosa sobre el consumo de alcohol y será clave para reducir los casos de cáncer relacionados con la bebida“, afirmó.

La conclusión es clara: “No hay un consumo seguro de alcohol".

Los números recogidos para el estudio publicado en The Lancet dicen que, en promedio, todas las personas mayores de 15 años consumen una bebida alcohólica al día. Al mismo tiempo, se establece que solo la mitad de los mayores de 15 toma alcohol, lo cual hace suponer que los bebedores reales consumen, al menos, dos bebidas al día.

Lxs firmantes del estudio afirman que los gobiernos tienen que tomar medidas ya y señalan entre ellas nuevas estrategias de Salud Pública, reducción de la disponibilidad del alchol en las góndolas, medidas fiscales, advertencias (similares a las que aparecen en los paquetes de cigarrillos) e incluso prohibiciones si llegara a hacer falta.

"Existe poca conciencia del vínculo entre el alcohol y el riesgo de cáncer entre el público en general", dicen desde la ciencia.

Más allá de los datos que alarman a los especialistas en salud, el trabajo también presenta une buena noticia: la proporción de enfermxs de cáncer a causa de las bebidas alcohólicas está reduciéndose, ya que se registró una disminución del 5,5% en la tasa mundial de muerte por cáncer atribuible al alcohol entre 2000 y 2016. Pero los especialistas dicen que no hay que confiarse en la baja, sobre todo por la disparada del consumo que se registró a causa de la pandemia. Una pandemia que aún no terminó.

Dejá tu comentario