Política | Alianza UNEN |

La UCR define su futuro

Este lunes el partido centenario define si en 2015 se plegará al Frente Renovador o el PRO. A un paso de la desintegración en UNEN.

En medio de la disputa que desangra a UNEN, la Unión Cívica Radical busca darle dirección a su futuro electoral, pero, sí o sí, cumpliendo lo que hace unas semanas Nito Artaza le dijo a INFOnews: "La elección de 2015 para la UCR va a ser de transición".

Este lunes la UCR se reunirá para sellar una definición sobre el futuro del partido. Con Morales y Artaza sacándose fotos con Sergio Massa por un lado, y el tándem Carrió-Sanz bregando por un acuerdo con Mauricio Macri, el futuro de UNEN parece enmarcado en la casi segura división de esa alianza que nació hace poco más de un año.

Por su parte, el diputado nacional por la Unión Cívica Radical, Oscar Aguad, afirmó que si Macri, Carrió y Sanz compiten en las PASO no será solo un acuerdo electoral sino una coalición para gobernar en conjunto: “Si hay una interna de esa naturaleza, el que pierde forma parte del gobierno. No es solamente acompañar. Es formar parte del gobierno y gobernar. Esa es la responsabilidad”.

En diálogo con Radio de la Ciudad planteó que “la sociedad que quiere un cambio está dividida en dos partes fundamentales: una es afín al PRO y otra es afín a UNEN”. Ante esto, pidió un acuerdo alrededor de un programa.

Si bien aclaró que el acuerdo no está cerrado, informó que la política de alianzas será tratada este lunes por el Comité Nacional del radicalismo. “Es probable que el radicalismo el lunes tome una decisión. De esa reunión no creo que salgamos igual que como entramos. Va a haber planteos de las provincias sobre la necesidad de formar frentes amplios. El debate va a ser cuál es la amplitud de esos frentes”, aseveró.

El futuro de UNEN parece enmarcado en la casi segura división de esa alianza que nació hace poco más de un año.

En este marco, Aguad se mostró con expectativas de que la UCR tome la decisión de promover la unidad entre UNEN y PRO: “Yo no creo que la dirigencia política del radicalismo no tenga vocación de poder. Si nosotros perdemos la vocación de poder pasamos a ser un partido testimonial. La vocación de poder significa tener el coraje de iniciar diálogos que parecen imposibles. Todos tienen algo para aportar en este país”.

De esta forma, les respondió a los integrantes de UNEN que se oponen a ampliar la coalición: “Que me digan cómo quieren hacer, que me expliquen cómo tenemos que hacer. Yo me pongo al frente de eso, no tengo problema, pero díganme cómo se hace, porque esto es pura matemática”.

Temas

Dejá tu comentario