Política | Antiperonismo | Macri | Juntos por el Cambio

El antiperonismo en llamas: la oposición salió a insultar a medio país

Macri, Cornejo y el inefable Fernando Iglesias eligieron el insulto a la hora de referirse a la masiva celebración del 17 de Octubre por el Día de la Lealtad.

La masiva movilización, en las calles, en las redes y en los festejos online, que el 17 de octubre salió a apoyar al gobierno encabezado por Alberto Fernández en el marco del Día de la Lealtad, puso nervioso al sector más recalcitrante del antiperonismo, representado en todo su esplendor por Juntos por el Cambio.

"El peronismo es ahora el partido de los que no trabajan", escupió Mauricio Macri pocas horas antes del sábado 17, en lo que fue un nuevo paso para posicionarse como el líder de los sectores más extremos de la derecha, que hoy se muestran molestos con el acercamiento (al menos en gestos y palabras) de Horacio Rodríguez Larreta para con la Casa Rosada.

Alberto: "Acá hay ganas de poner de pie a la Argentina ahora y para siempre"

El discurso del odio y el ensanchamiento de la "grieta" le funcionó a Macri para llegar al poder en 2015 y, sobre todo, para que sus huestes pudieran mirar para otro lado durante los cuatro años de destrucción del poder adquisitivo que Cambiemos puso en práctica incluso contra la clase media que lo había votado.

A caballo de las palabras del magnate de Barrio Parque, el presidente del cada día más escuálido espacio que la UCR ocupa en JxC, Alfredo Cornejo, salió sin tapujos a dejar en claro que el regreso a las calles del peronismo lo puso en conflicto con las certezas que los mitines de fanáticos anticuarentena en el Obelisco le habían asentado.

"El peronismo de hoy, que es el kirchnerismo, está representando más a los que no trabajan que a los que trabajan y crean riqueza. Representa al sector parasitario”, vomitó en las últimas horas el diputado nacional radical, otra agresión a la mitad del país que desde hace 75 años se siente representada por un espacio político diferente al suyo. No parece haber hoy tanta diferencia entre las palabras de Cornejo y el concepto de "aluvión zoológico" que lanzaban en la década del 40 los que luego serían los golpistas de 1955.

Por su parte, durante la jornada del 17 el inefable Fernando Iglesias se dedicó a la labor que más y mejor lo mantiene entretenido: oficiar de troll antiperonista. Sus mensajes a lo largo de todo el sábado buscaron de forma errática ironizar con algo de gracia sobre la celebración del peronismo.

https://twitter.com/FerIglesias/status/1317553199340048384

También, en un puñado de videos, Iglesias volvió a la carga con un viejo recurso de la derecha "gorila" que consiste en relativizar las conquistas sociales ocurridas en el país a partir de 1945.

Dejá tu comentario