Sociedad | arte |

Diego Bianchi plantea "la sustentabilidad como un tema a ser pensado y vivido"

Con su obra Mutanti, el artista ganador de la primera edición del Premio Azcuy, abre una poderosa herramienta reflexiva en la arquitectura de la Ciudad, agobiada por el avance avasallador de los altos edificios.

Cuando en abril se inaugure en el barrio de Caballito Mutanti, la obra del artista Diego Bianchi ganadora del premio Azcuy, además del cierre de un proyecto original entre desarrolladores inmobiliarios y un museo, surgirá al mismo tiempo un espacio de reflexión en la ciudad donde las torres avanzan.

Desde julio, cuando se lanzó el concurso, los interrogantes fueron muchos. Los artistas reaccionaron masivamente y unas 304 propuestas pasaron por el tamiz del prestigioso jurado formado por Victoria Noorthoorn, directora del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires; Javier Villa y Carla Barbero, curadores del Museo; Gerardo Azcuy, socio fundador y director general de Azcuy; Mónica Girón, artista; Carlos Huffmann, artista y director del Departamento de Arte de la Universidad Di Tella; y a nivel internacional, contó con la participación de Mélanie Bouteloup, directora de Bétonsalon - Centre d’art et de recherche & Villa Vassilieff, de París, Francia.

Los finalistas de la primera instancia fueron Carolina Antich, Elba Bairon, Diego Bianchi, Miguel Harte, Martín Legón, Florencia Sadir y Cristina Schiavi. 

El proyecto final elegido fue el de Bianchi, una obra monumental de sitio específico que se emplaza en el jardín de la Torre Donna Terra al aire libre.

El curador del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Javier Villa, auguró que el proyecto Diego Bianchi marcará un antes y un después: "Abrió nuevos campos de investigación y pensamiento dentro de su práctica y valoramos que un artista de su trayectoria empuje su obra a nuevos desafíos en el contexto de un premio”.

Diego Bianchi
Diego Bianchi

El proyecto ganador: ¿es una escultura? ¿es una instalación? Bianchi propuso desde a los futuros habitantes de Donna Terra en el barrio de Caballito desarrollar unn proyecto la sustentabilidad a través del compostaje de residuos orgánicos del edificio.

El arte en este sentido lanza una nueva propuesta para ser vivir en "modo colectivo". Más allá de lo políticamente correcto de "generar hábitos" medioambientales, Mutanti seguramente será un gran caso de estudio para los investigadores del arte contemporáneo argentinos.

El artista ganador de la primera edición del Premio Azcuy, organizado por Azcuy en alianza con el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, respondió a los interrogantes de Infonews.

INFONEWS: ¿Cuáles son las modificaciones y/o adaptaciones de un arte sustentable como tu obra del Premio Azcuy, teniendo en cuenta la evolución del arte conceptual?

Diego Bianchi: El arte conceptual fue permeabilizado por casi todas las prácticas artísticas que le sucedieron temporalmente, es decir que cualquier practica artística contemporánea tiene una raíz conceptual, autoconciencia, derivaciones relacionales o implicancias sociales más allá de los caprichos ocurrencias o exaltaciones autorales. No definiría esta propuesta como arte sustentable sino como arte en relación a las ideas de participación, educación y cuidados del ambiente, la sustentabilidad como un tema a ser pensado y vivido.

AZCUY promueve el concurso abierto de arte
AZCUY promueve el concurso abierto de arte

Desde hace tiempo me interesa repensar el concepto de basura, obsolescencia y valor. Por otra parte, veo con máxima preocupación el atraso en el tema con respecto a otras ciudades importantes. Se hacen pocas cosas en pos de educar y reducir la producción de basura, tenemos una especie de negación sobre el tema más allá de slogans pasajeros.

Me pareció que este proyecto podía plantear de forma simbólica y también real, ideas para superar esta desidia general e iniciar formas de cuidado y concientización.


IN: ¿Hay autores, filósofos u otraos artistas que guiaron tus prácticas artísticas? ¿Quiénes?

D.B: Me interesan ideas de Permacultura pero también teorías sobre el Antropoceno y el Realismo Materialista. Sin embargo, no sé cuáles fueron las influencias concretas a cerca de esta propuesta, artísticamente analicé parecidos y diferencias con Franz West y la obra arquitectónica de Rogers y sus edificios que plantean visibilizar servicios en el exterior.

Diego Bianchi
Diego Bianchi

IN: ¿Cómo juega el concepto instalación en relación a tu obra? ¿Y lo colectivo? Entiendo que los habitantes de la torre, también tendrán sus aportes?

D.B: La instalación, por lo menos las que me interesan, me parece sumamente atractiva porque plantea una inmersión del espectador dentro de un “mundo” con pautas y leyes que le son extrañas y lo exceden. 

En este caso, no estoy seguro de que ese sea el marco, me interesaba principalmente que la obra no sea una imposición a los habitantes del edificio Donna Terra, sino que se concretara en relación al uso y al paso del tiempo.

El Premio Azcuy es un premio adquisición de $750.000  y se desarrolló en alianza con el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad. La obra será patrimonio de los co-propietarios del edificio sobre la calle Goyena y emplaza en el jardín.

Temas

Dejá tu comentario