Mundo | Bolivia | derecha | Evo

Bolivia: el golpismo de derecha se reagrupa contra Evo

Evo Morales convocó a respaldar al MAS en las próximas elecciones ante el reagrupamiento del golpismo de derecha en Bolivia.

El expresidente de Bolivia Evo Morales convocó hoy a sus compatriotas a respaldar al Movimiento al Socialismo (MAS) frente al “intento de unidad de la derecha” que, según su visión, persigue la decisión de la mandataria de facto, Jeanine Áñez, de no presentarse en las próximas elecciones.

En cambio, el candidato presidencial del MAS, el exministro de Economía Luis Arce, afirmó que la renuncia de Áñez a esa postulación lo tenía “sin ninguna motivación y sin ningún cuidado”, consignó Agencia Télam.

“Frente al intento de unidad de la derecha, autores de 20 años de neoliberalismo, convocamos a una mayor unidad de la clase trabajadora, clase media y empresarios con el único movimiento político con visión de país y experiencia de gestión que garantice la salida a la crisis económica”, dijo Morales en Twitter.

MACONDO BOLIVIANO: UN GOLPE DE ESTADO POR LA DEMOCRACIA
MACONDO BOLIVIANO: UN GOLPE DE ESTADO POR LA DEMOCRACIA

MACONDO BOLIVIANO: UN GOLPE DE ESTADO POR LA DEMOCRACIA¿Cuántas veces una dictadora debe apelar a -literalmente- gastar la palabra 'democracia' para tapar el hecho de que fue la líder de un Golpe de Estado?Jeanine Añez, principal cara visible del Golpe de Estado en Bolivia, lanzó un mensaje encuadrable en el realismo mágico de Gabriel García Márquez, en el que habla de "cuidar la democracia" y "la libertad", mientras desliza la necesidad de "evitar el riesgo" de que el MAS de Evo Morales gane en las próximas elecciones, con el objetivo de que en Bolivia no triunfe "la dictadura". El relato neoliberal y totalitario en su máxima expresión. Imperdible registro histórico. "Si no nos unimos, la dictadura gana", leyó en el telepromter la "presidenta" de facto.

Posted by Revista Cítrica on Thursday, September 17, 2020

“Nos tiene sin ninguna motivación y sin ningún cuidado; estamos simplemente trabajando con lo nuestro”, afirmó Arce, según la agencia de noticias AFP.

Así reaccionaron las dos principales figuras del MAS a la decisión de Áñez, que anoche anunció que renunciaba a su candidatura para las elecciones del 18 de octubre próximo para evitar que una dispersión de la centroderecha favorezca a aquel partido.

“Si no nos unimos vuelve Morales”, dijo la mandataria, un día después de conocerse una encuesta que le asignaba apenas 10% de intención de voto.

Antes de la difusión de ese mensaje hubo intensas negociaciones del oficialismo con Comunidad Ciudadana, la fuerza que postula al expresidente Carlos Mesa, segundo en los sondeos de intención de voto, a fin de intercalar candidaturas a cambio de este respaldo, según trascendió.

@evoespueblo
Bolivia: el golpismo de derecha se reagrupa contra Evo

Bolivia: el golpismo de derecha se reagrupa contra Evo

Mesa no confirmó esas supuestas negociaciones pero celebró la renuncia de Áñez, dijo que estaba dispuesto a dialogar y advirtió que la decisión de no votar al MAS no será de la dirigencia sino del “pueblo boliviano”.

“Valoro la decisión asumida por la presidenta como una contribución a la democracia; estamos siempre dispuestos al diálogo; la decisión de cerrarle el paso al MAS y abrir una nueva etapa donde primero esté la gente siempre será del pueblo boliviano”, escribió el exmandatario anoche en Twitter.

En tanto, Morales dio por hechas esas negociaciones. “Como lo habíamos advertido, Áñez renunció a su fallida candidatura con una doble traición a sus militantes y candidatos; hace mucho que estaba decidida, solo faltaba negociar su impunidad”, escribió en redes sociales.

“Está claro que el precio de su nueva alianza es la impunidad por los escandalosos casos de corrupción en medio de la pandemia, por el genocidio de Senkata y Sacaba, y por el economicidio al que ha sometido al país”, añadió.

Hace dos días, un grupo de universidades bajo el nombre Tu Voto Cuenta publicó la encuesta con la mayor muestra tanto entre población urbana como rural hasta ahora, y el resultado fue una victoria justa en primera vuelta para el candidato del MAS, la fuerza de Morales, quien fue inhabilitado para competir por una banca de senador.

Arce se ubicó primero con una intención de voto de 40,3%, y, seguido por Mesa, con 26,2%. De ese modo, el candidato masista superaría el umbral del 40% con una diferencia de 10 puntos porcentuales con el segundo para consagrarse en primera vuelta sin la necesidad de tener la mitad más uno de los votos, como requiere la ley.

Dejá tu comentario