Mundo | Bolsonaro | ambiental | eliminó

Bolsonaro eliminó la protección ambiental a manglares y restingas

Hace apenas una semana, Bolsonaro le dijo al mundo en su discurso en la ONU que son "falacias" las críticas recibidas sobre la conservación del Amazonas. Hoy eliminó la protección ambiental a manglares y restingas.

Es puro relato. Jair Bolsonaro es puro relato. Pero no es el único. El neoliberalismo es así. Sólo puede mantenerse por el relato, mientras los hechos lo condenan. Hace menos de una semana, en su discurso ante el Planeta -a través de la ONU- el presidente de Brasil se atrevió a asegurar ante la Asamblea General que "es víctima de una de las más brutales campañas de desinformación sobre la Amazonía y el Pantanal" y culpó a los indígenas de los incendios que devastan parte de la selva y la sabana. Seis días duró el relato. Este lunes, el Consejo Nacional del Medio Ambiente de Brasil (Conama), órgano consultivo oficial del ministerio de Medio Ambiente, eliminó dos resoluciones que protegían áreas del litoral de manglares y restingas (es decir, la vegetación que crece sobre la arena en las playas).

Según informó Sputnik, en la votación, los miembros del Conama eliminaron la resolución 303/2002, que "preveía una franja de protección mínima de 300 metros en áreas de restinga del litoral y toda la extensión de los manglares", además de otras franjas menores alrededor de lagos y manantiales.

bolsonaro.jpg
Bolsonaro eliminó la protección ambiental a manglares y restingas

Bolsonaro eliminó la protección ambiental a manglares y restingas

También fue revocada la resolución 302/2002, que convertía en áreas de protección permanente las franjas de 30 metros alrededor de pantanos artificiales en áreas urbanas y de 100 metros en zonas rurales. La revocación de las normas se aprobó con el voto a favor de los ocho representantes del Gobierno que hay en el Conama.

Uno de los que votó a favor fue el presidente del Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama), Eduardo Bim, que defendió que la actual norma era una "ficción" y que la protección al litoral se mantiene en los casos en que el objetivo sea la fijación de dunas.

También votaron a favor los representantes de la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA), la Confederación Nacional de la Industria (CNI), así como representantes de estados y municipios.

El Conama también eliminó una resolución que prohibía el uso de basura tóxica en los hornos usados para la producción de cemento y otra que exigía criterios de eficiencia de consumo de agua y energía para la aprobación de proyectos de irrigación.

En mayo de 2019, el Gobierno disminuyó el número de entidades de la sociedad civil y ONGs en el Conama, que es el órgano que se encarga de establecer los criterios para las licencias ambientales.

Dejá tu comentario