Política | Carrió | Macri | Patricia Bullrich

Carrió cargó fuerte contra Macri y Patricia Bullrich

En medio de una interna de todos contra todos, Elisa Carrió apuntó a dos de los principales líderes de Juntos por el Cambio.

Es una de las dirigentes más insólitas y detonantes de la política argentina: toda alianza de la que formó parte terminó volando por los aires y cada vez que ofrece una entrevista pone en juego su capacidad de destrucción. En este caso, Elisa Carrió volvió al ruedo de las declaraciones incendiarias y, en un clima de interna voraz de Juntos por el Cambio, lo hizo puertas adentro, nada menos que con la mira puesta en Mauricio Macri y Patricia Bullrich.

En una entrevista concedida al diario La Nación, la chaqueña también apuntó a Rogelio Frigerio, uno de sus viejos enemigos.

Así tapó el gobierno de Macri el lavado de dinero del narcotráfico

Los párrafos más fuertes de sus declaraciones fueron para el expresidente Macri, a quien no dudó en apuntar por su reciente viaje a Miami para vacunarse contra el Covid. “Si fui una líder de convicciones y de principios, no me puedo ir a vacunar a Miami. ¿Está claro? Yo sostuve. Vivo como digo que vivo”, disparó Carrió.

Y hay más. "Líder se nace, no se hace. Ahora, los liderazgos sí se pueden destruir", puntualizó por si quedaban dudas de su posición en la interna de Juntos por el Cambio.

"Lo que digo es que vos sostenés el liderazgo en tanto sos lo que decís que sos", abundó. Y siguió: "No podés vender un liderazgo y después tener dos o tres caras. Se pueden ganar elecciones, pero otra cosa son los liderazgos. Alfonsín bajó de la presidencia y seguía teniendo liderazgo"

"Yo no soy nada. Soy Lilita, no tengo cargo y tengo que trabajar para vivir", apuntó también, apelando a la carta de la humildad que cada tanto pone en juego cuando no está ocupada salvando a la República, el Estado de Derecho y el destino de la Nación.

Otra figura de JxC a la que atendió fue Patricia Bullrich, cada día más corrida a la extrema derecha. "Es sincera en lo que plantea. La conozco hace mucho tiempo", comenzó, a modo de caricia. Aunque después cargó la bayoneta y disparó: "El problema es que, a veces, hay que poder parar. A veces, hay que poder parar. Pero es un problema de los tiempos de la política. Yo la quiero mucho. Ella viene acá (a su casa) y hablamos. Yo estoy buscando la unidad de la coalición, no busco la interna. Macri tiene otra posición: dice que vayan a internas todos contra todos. Yo creo que no es el momento".

Además, aprovechó la voleada para medirse con el antikirchnerómetro: "Lo único que Patricia Bullrich no puede discutir es que la gran opositora al kirchnerismo es la que está acá. De hecho, ella se sumó a la Coalición Cívica. Ella lo sabe. A mí no me puede discutir".

En su mar de críticas, Carrió aprovechó para pegarle al ex ministro del Interior, Rogelio Frigerio y, de paso, hacer campaña por María Eugenia Vidal, quien todavía no sabe si será candidata en provincia de Buenos Aires o Capital Federal.

"A ella le tocó una etapa muy difícil: estuvo al frente de la provincia con un Gobierno nacional que le sacaba recursos vía Rogelio Frigerio. A Axel Kicillof le llueven los recursos y a María Eugenia se los quitaron para arreglar con provincias del PJ", afirmó.

Por último, disparó una frase neblinosa en términos ideológicos e históricos en el marco de los oscuros años que vivió la Argentina en su pasado. "Estoy feliz. La desaparición de Durán Barba fue una de las mejores cosas que me pasó en la vida", dijo entre risas.

Dejá tu comentario