Charly Galuppo llegó a El Mirador: con fotografí­as analógicas y videoarte

El histórico bar donde Borges, Sábato y Prodan pergeñaron sus trabajos, hoy tiene una galería de arte, en la que se podrá visitar la muestra "Algo radicalmente pasajero" hasta fin de mes. 

@fotoW@

En pleno corazón de San Telmo, la Fundación El Mirador es un laboratorio de experimentación audiovisual donde conviven artistas consagrados y emergentes.

Con fotografías analógicas y videoarte en Algo radicalmente pasajero,  Charly Galuppo, con curaduría de Joaquín Barrera, comparte su salto de la pintura a la fotografía, y de la fotografía al videoarte.

El tiempo dirá si permanece o no. Sin embargo, este joven artista busca colocar al espectador en un laberinto donde el tiempo no existe.

@fotoW@

Galuppo (1976) asistió a talleres con Carolina Antoniadis y a la Asociación Estímulo de Bellas Artes y realizó clínica de obra con Ananké Asseff. 

En el 2015 obtuvo una mención en el Salón Nacional de Pintura. Su obra fue exhibida en ArteBA (2018), Buenos Aires Photo (2010) y Expotrastiendas (2007/2006).

A partir de fotografías analógicas tomadas en la intimidad de su taller, el artista se adentra en nuevos formatos en su práctica. Sus operaciones creativas se repiten continuamente y sin un orden definido en el videoarte y las fotografías. 

Aunque todo se mueva en el trabajo de Galuppo, al mismo tiempo hay un recorte preciso del momento y una fugacidad abrumadora en el instante sereno, según lo aclaró el curador de la muestra.

@fotoW@

Joaquín Barrera explicó que el artista "desarma pedazos suyos para jugar, con precisión mecánica, a ponernos en una posición de incomodidad frente a la imagen. El juego es a contrarreloj y en un abrir y cerrar de ojos aparecemos en la intimidad del hábitat de su taller, un lugar cálido y sombrío que también es el reservorio de sus dudas y ambiciones personalísimas". 

UN LUGAR CON HISTORIAS

Los hermanos Martín y Mariana Bersten dirigen el espacio de Brasil y Balcarce, que antiguamente cobijó el bar que albergó a los escritores Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato. 

En los años ´80 contuvo a la movida del rock nacional. En El Mirador tocó Sumo, la legendaria banda de Luca Prodan, y más tarde se transformó en la redacción de la revista “Cerdos y Peces”.

"Pensamos realizar performances en el Parque Lezama", anticipó a Infonews, Mariana Bersten, expandiendo el lugar, que también es residencia de artistas. 

 AGENDAR 


Exposición: jueves, viernes y sábados, de 15 a 19

Fundación El Mirador, Brasil 301, San Telmo

 

 

Dejá tu comentario