Mundo | Chile | derecha | Plebiscito

"Que Chile deje de ser el faro de las derechas de la región"

Lo dijo el excandidato presidencial y miembro del Grupo de Puebla por Chile, Marco Enríquez Ominami. Destacó lo que habría que modificar en la Constitución de su país.

El excandidato presidencial y miembro del Grupo de Puebla por Chile, Marco Enríquez Ominami, analizó el resultado del plebiscito constitucional en su país. "Estamos eufóricos pero ahora ya no hay excusas", afirmó, y subrayó que el próximo paso es "que Chile deje de ser el faro de las derechas de la región".

"Hay que terminar con el artículo 1, para que la Iglesia no tenga tanto poder sobre la educación", apuntó también el dirigente, a la vez que adelantó que su voto en una asamblea constituyente irá en busca de un sistema semipresidencialista.

Adiós al último vestigio de la dictadura pinochetista

En declaraciones a El Destape Radio, el líder progresista aseguró que "la nueva Constitución tiene que tener la carga de los derechos, como la del agua" y que "la elite de Chile le había dicho a su pueblo que se endeude y que si eran esforzados serían libres".

Sobre ello, remarcó el drama que significa que "el 100% de los hogares de Chile deben el 75% de lo que ganan en un país donde la inflación no superó el 10% en los últimos años".

En ese sentido, aseveró que "el pueblo de Chile se cansó de discursos que estaban basados en una visión sesgada de la economía". Además, disparó que "Chile ha sido utilizado por la derecha continental como el mejor alumno del barrio, pero es una economía irrelevante".

Aplastante victoria del pueblo chileno: adiós al legado de Pinochet

"Obama cuando vino a América Latina vino a Chile, el 0,4% de la economía mundial. Era un mensaje al peronismo en Argentina y a Lula", apuntó también. Asimismo, señaló que "a Estados Unidos le conviene mantener a Chile como la Corea del Norte de América Latina".

Según su análisis, "el truco fue enviar a los chilenos a la banca; a través de la deuda muchos chilenos pensaron que era mejor que el Estado corrupto no pagara la educación", lo que generó que haya "al menos 700.000 chilenos endeudados de manera obscena por la educación".

Además, indicó: "Un resultado 80 a 20 es enorme, a partir de ahora vamos a ver el patinaje artístico de la derecha". En ese sentido, dijo estar preocupado por "lo que hagamos nosotros, la oposición, que por pereza o cansancio no estemos a la situación".

Dejá tu comentario