Mundo | China | Australia | cuarentena

China controla el rebrote y Australia vuelve a la cuarentena

En Pekín, la capital china, no se registran contagios desde el lunes. En tanto, Melbourne, en Australia, vuelve a las medidas de aislamiento.

El Covid-19 sigue mostrando un comportamiento dinámico. Los distintos rebrotes que se suceden en varias partes del mundo obligan a los respectivos gobiernos a tomar nuevamente medidas más férreas de aislamiento para aislar al virus. Es el caso de China, que parece haber controlado este lunes el foco que había surgido hace algunas semanas en Pekín. Aunque en Australia las cosas no marchan bien.

Así lo informó la Comisión Nacional de Sanidad china, que subrayó que es la primera vez que no hay casos positivos en la capital china desde que a principios de junio se registrara un rebrote en un mercado mayorista que afectó a 335 personas. A su vez, en el resto del país hubo ocho positivos, todos ellos de personas procedentes del exterior.

El organismo chino tampoco anunció nuevas muertes producidas por Covid-19, por lo que la cifra de fallecidos se mantiene en 4.634, mientras que el número total de infectados desde el estallido de la pandemia quedó en 83.565.

coronavirus china
En Pekín, la capital china, no se registran contagios desde el lunes. En tanto, Melbourne, en Australia, vuelve a las medidas de aislamiento.

En Pekín, la capital china, no se registran contagios desde el lunes. En tanto, Melbourne, en Australia, vuelve a las medidas de aislamiento.

Por otro lado, Australia volvió con medidas de confinamiento al producirse un nuevo rebrote en la ciudad de Melbourne, la segunda más poblada del país, que comenzó a agravarse hace dos semanas y ya sobrepasa los 1.000 casos.

La nueva cuarentena será por un plazo de seis semanas a partir de la medianoche de mañana. Los restaurantes y cafeterías solo podrán vender comida para llevar, las escuelas permanecerán cerradas y las peluquerías serán las únicas que podrán mantener sus puertas abiertas, de acuerdo a las medidas anunciadas.

"Si no tomamos esas medidas, no serán un par de cientos de casos por día, serán muchos más que eso y se descontrolarán", explicó Daniel Andrews, el premier del estado de Victoria, en el sureste del país.

El país oceánico, cuyas fronteras siguen cerradas salvo para vuelos especiales y de repatriación, registra poco más de 8.500 casos confirmados desde el inicio de la pandemia y el número de muertes alcanza a 106 personas.

Australia está considerada como uno de los países más eficientes en la lucha contra la enfermedad, atrás de Corea del Sur y Letonia, según un reciente informe mundial de Desarrollo Sostenible de la ONU. Una de las claves del éxito fue la implementación temprana de la cuarentena, que actualmente se encontraba en la última fase de desconfinamiento.

Dejá tu comentario