Sociedad | Chocobar | Chano | Gatillo fácil

La "Fundación Chocobar" defiende al policía que le disparó a Chano

"Sé lo que estás pasando", le dijo el policía que asesinó por la espalda a un ladrón a su colega que dejó en terapia intensiva de un tiro a Chano Charpentier.

El destino, las causas judiciales y los disparos a quemarropa los unen. Uno mató por la espalda a un ladrón en el barrio de La Boca y el otro le pegó un tiro en el abdomen a Chano Charpentier, el cantante de Tan Biónica que lucha por su vida en una sala de terapia intensiva.

“Sé lo que estás pasando”, le dijo frente a frente, de tirador a tirador, Luis Oscar Chocobar a Facundo Amendolara, el policía de la Bonaerense que está imputado por el disparo que le efectuó al artista cuando este último sufrió un ataque de pánico en un barrio privado de Exaltación de la Cruz, en la provincia de Buenos Aires.

El flamante imputado por la Justicia fue invitado este jueves a acercarse a la Fundación Chocobar, que busca defender legalmente a policías acusados de gatillo fácil.

Parece de Capusotto: Fundación Chocobar para policías procesados

En realidad el encuentro fue, finalmente, en las oficinas del abogado de Amendolare, Fernando Soto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además de Soto, asesorarán legalmente al imputado los letrados Martín Sarubbi y Ricardo Galeano.

El abogado Fernando Soto, defensor de la "mano dura", fue funcionario del Ministerio de Seguridad en la etapa que fue comandado por Patricia Bullrich y tiene en su currículum haber defendido, además de a Chocobar, también al prefecto involucrado en la causa de Rafael Nahuel.

En tanto, Martín Sarubbi tiene en su haber la defensa del dióxido de cloro como tratamiento para el coronavirus y, en ese tren, motorizó una demanda judicial contra las autoridades del Sanatorio Ottamendi por haberse negado a darle ese líquido ominoso a un paciente con Covid-19.

Por su parte, Ricardo Galeano, expolicía, fue visto en la rebelión policial de 2020, cuando un grupo de uniformados apretaron al presidente Alberto Fernández en la puerta de la Quinta Presidencial de Olivos.

El 28 de mayo último Luis Chocobar fue condenado a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado a ejercer sus funciones por cinco años por el Tribunal Oral de Menores N° 2. Los jueces lo encontraron culpable de "homicidio con exceso en el cumplimiento de un deber".

Amendolara, por su parte, se encuentra imputado "de hecho" por el fiscal Martín Zocca, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Delitos Complejos de Zárate-Campana por el caso que terminó con Chano internado.

"Vamos a poner un perito para probar que el disparo fue a corta distancia y en legítima defensa", sostuvo Fernando Soto sobre el hecho que, por el momento, parece ser otro caso de gatillo fácil como los que a menudo rodean el accionar de la Policía en distintos puntos del país.

Dejá tu comentario