Política | Chubut | jubilaciones | Pensiones

Chubut dejó de pagar jubilaciones y pensiones

Hace dos meses que adultos y adultas mayores de la provincia no reciben sus haberes. La deuda que mantiene el gobierno es de unos 70 mil millones de pesos en total.

El gobierno provincial de Chubut, en manos de Mariano Arcioni, lleva dos meses sin pagar jubilaciones y pensiones. La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Argentina, mediante sus Regionales Noroeste del Chubut, Este del Chubut y Esquel, y la Secretaría de Personas Adultas Mayores, denuncia la grave situación y le exigen al mandatario provincial que cumpla con sus responsabilidades.

"En medio de la terrible situación de crisis política, económica, social y ambiental, que hoy es amplificada por la pandemia, otra vez un gobierno decide que sea el sector de Personas Adultas Mayores (PAM) quien pague las consecuencias: El gobierno provincial tiene una deuda de 70 mil millones de pesos (sí, $ 70.000.000.000) con el Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut (ISSIS), razón principal del desfinanciamiento del sistema", manifiesta la APHD mediante un comunicado de prensa en el cual alertan que "jubilados, jubiladas, retirados, retiradas y pensionados y pensionadas llevan dos meses sin cobrar los haberes correspondientes, situación recurrente desde hace dos años".

En ese sentido, la Asamblea enfatizó: "Hacemos un llamamiento a todas las personas adultas mayores que forman parte de los espacios de decisión dentro del Ejecutivo y del Poder Legislativo provincial para que asuman su condición de tales y no permitan que esta situación continúe un minuto más, y a quienes aún no lo son, que sepan que ese es el futuro que les espera si no transforman el presente".

"Exigimos al gobernador Mariano Arcioni y a su equipo de gobierno que se salde rápidamente la deuda contraída con el sistema, se actualice el pago de haberes, se normalice la representación dentro del directorio del ISSyS (Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut) y se de respuesta desde los organismos administrativos, judiciales y de control a los pedidos y demandas que los colectivos de jubilados y jubiladas realizaran oportunamente. No se juega con el hambre de las Personas Adultas Mayores. No se juega con la salud de las Personas Adultas Mayores (PAM). No se juega con la vida de las Personas Adultas Mayores", concluye la APDH.

Dejá tu comentario