Alucinema | Cine | Identidad de Genero | Bafici

Canela: la cautivante película sobre una arquitecta trans de Rosario

Puede verse online el documental de la realizadora Cecilia del Valle, quien habló con Infonews sobre el film que retrata la identidad de género desde un lugar poco transitado.

Vestida con traje negro y tacos camina por una obra en construcción en la ciudad de Rosario. Está protegida por un casco blanco. Saluda a los obreros y revisa el estado de lo que en unos meses será un edificio. Es la arquitecta trans responsable del proyecto y quienes trabajan allí la tratan con respeto. Luego se sube a su camioneta Dodge naranja, se arregla el pelo y pone en marcha el motor. El día será largo y una duda le ronda por la cabeza. ¿Tiene sentido, a los 58 años, hacerse la operación de cambio de sexo?

Alrededor de este dilema se estructura Canela: Solo se vive dos veces, el interesante y atractivo film de Cecilia del Valle, de reciente estreno en la nueva plataforma del Programa Puentes de Cine de la Asociación de Directores de Cine PCI (puentesdecine.com).

El film interpela desde el título. ¿Es posible encarar una nueva vida de grande? Cuando muchos sienten que pasó lo mejor, Ajax decidió a los 48 años cambiar su identidad de género y convertirse en Canela. Para ese entonces, ella ya tenía tres hijes, era arquitecta, docente en la Universidad Nacional de Rosario y dueña de una empresa constructora familiar. No era rica, pero ganaba lo suficiente como para sostener a su familia.

Pero el documental de Del Valle no relata ese punto de inflexión, sino otro momento. Uno donde Canela camina por los pasillos de obras y facultades sin temor ni recelo a su alrededor. Con honestidad y generosidad nos abre las puertas de su vida, llena de complejidades. Ella es una figura reconocida de Rosario y se reconoce como parte de una minoría dentro de una minoría. No es una mujer trans que vive en la marginalidad. Es blanca, profesional, docente y tiene un nivel de vida de clase media. Ahora su preocupación no es ser aceptada, sino pagar un préstamo usurario y mantener a flote a su familia durante el macrismo.

cecilia del valle
Cecilia del Valle

Cecilia del Valle

Y en el medio de estos vaivenes está evaluando la operación de cambio de sexo. Una intervención quirúrgica compleja que conlleva un postoperatorio de mucho reposo, Según le asegura el médico que consulta durante el film, tiene que esperar al menos 40 días para volver a trabajar… si todo sale bien. La decisión no es fácil y comienza una serie de consultas y dudas ¿Quién me cuidará? ¿La economía familiar se banca tanto párate? ¿Para quién es el cambio?

“Me pareció interesante registrar un paréntesis en la vida de ella, en la vida de una mujer trans grande que es una minoría dentro de una minoría. Comienza a haber conciencia del miedo a la soledad, que tus hijos se van a vivir afuera, el nido vacío y empezar a pensar quiénes van a estar alrededor mío. Ella siempre había sido muy proveedora y tenía miedo de intervenir su cuerpo quirúrgicamente por la convalecencia larga y que después no haya nadie que esté a su alrededor”, cuenta Cecilia del Valle en diálogo con Infonews.

Un documental que coquetea con la ficción

El proyecto no nació con la intención deliberada de sumarse a la lucha de las personas trans por sus derechos. “Todo lo relacionado al mundo trans en ficción y documental creo que lo vi y en un momento sentía como esa presión de tener que explicitar determinadas cuestiones en relación al colectivo”, confiesa del Valle.

No es que no esté consustanciada con los reclamos del diverso colectivo trans, pero su búsqueda pasaba por otro lado. “Yo quiero contar esta historia de esta vida, por supuesto con todo el anhelo y con todo el deseo de que pueda visibilizar y ayudar, perfecto, si, genial, pero yo soy realizadora y estaba abocada por hacer una película que esté buena y registrarla de la forma más hermosa posible porque me parecía una historia hermosa”, explica.

Esta búsqueda la llevó a Del Valle, en acuerdo con Canela, a recurrir a un estilo de narración alejado del documental de observación. Por momentos parece una ficción porque cada escena está registrada con diferentes cámaras y con un detalle que da cuenta de una filmación que no está librada al azar. "Es un documental fronterizo que coquetea con la ficción. Las escenas son muy pensadas por distintas razones, hay como una puesta y una situación de deseo de recrear lo que ella me narraba en nuestros encuentros (comenzaron en 2013)", explica Del Valle.

Un debate sobre la operación de cambio de sexo

Uno de los puntos más interesantes de la película es el debate interno de Canela en torno a la posible operación de cambio de sexo. Si bien los genitales con los que nacemos no determina nuestro género, si es clave para nuestra identidad la relación que entablamos con nuestro cuerpo. Vamos y venimos entre el rechazo y la aceptación. Es un vaivén que nos acompaña toda la vida.

Quizás quienes más han profundizado en ello son las personas trans. Canela lo comparte con mucha honestidad. Ella misma va consultando con amigas trans, con profesionales de la salud y con su propia familia. Porque en ese cambio se juegan muchas cosas. Lo estético para sí y para los demás, su vida sexual y, claro, su salud. Operarse a los 58 años y con una familia a cargo son temas que están en su cabeza. No es un dilema que intenta resolver sola con su cuerpo.

La discusión sobre la operación de cambio de sexo "está re contra abierta y de hecho lo he hablado con muchas chicas trans, algunas que se la han hecho otras que no", afirma del Valle. El debate tiene muchas aristas. "La gratuidad en algunas provincias y en otras no, muchísimas cosas que están satélites a la temática de intervenirse o no. La genitalidad no es todo y hay algo como que trasciende a eso pero, bueno, también la edad de Canela es una edad muy particular también para hacerse ciertas preguntas y también para obtener ciertas respuestas que es muy probable que no sean las mismas que a lo mejor una persona trans que comienza este periplo de cambio de género más temprano", explica Del Valle.

canela trans cine documental arquitecta rosario

Una ayuda para las personas trans

Canela. Solo se vive dos veces tenía previsto el camino típico del cine independiente argentino. Había sido seleccionada entre los filmes argentinos que participarían en el XX Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici) 2020, pero debido a la pandemia del coronavirus se suspendió sin ninguna certeza de si se realizará este año o, en todo caso, si podrá proyectarse en otras ediciones.

La primera decisión de Del Valle fue estrenar la película en la plataforma virtual de PCI. Con un agregado: por cada entrada vendida, $50 serán donados a la gestión de fondos para el acompañamiento de personas trans en todo el país a través de las organizaciones y las redes de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias.

“Tuvo un giro la película, como que cobró otro destino. No sé si tiene que ser el fin del cine, no voy a entrar en esa polémica, pero yo si lo necesité en este momento particular que estábamos atravesando, después de la desazón de lo de la pandemia como que hubo algo ahí que me pareció que en algún punto tenía mucho que ver con la película y que estaba bueno que este estreno sea de esta forma”, explica Del Valle.

Para exhibirse la película hubo que reinventarse, como nos pasa a todos, como le sucede a Canela.

CANELA TRAILER

Las 7 películas argentinas recientes que no te podés perder en Cine.ar

Dejá tu comentario