Economía | Ciudad de Buenos Aires | Crisis | Evita

Denuncian que la cuarentena arrasó con la floricultura

Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena y el Frente Agrario Evita aseguraron que el Estado abandonó a los agricultores populares y agroecológicos.

"Las y los productores rurales damos respuestas solidarias y urgentes, en estos tiempos de pandemia haciendo llegar nuestros productos agroecológicos en vastos rincones del país", señalaron trabajadoras y trabajadores rurales desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena y el Frente Agrario Evita.

Aseguraron que "lxs trabajadorxs del sector florícola" sufren un desplome de ventas desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio.

El pasado 1 de mayo, "a través de nuestra vía de comercialización de productos, Del campo a la mesa" repartieron ramos de flores junto con los bolsones de verdura agroecológica, que se distribuyen de manera semanal, para visibilizar la problemática y la profunda crisis que la producción de flores acarrea.

Frente Agrario Evita.jpg
Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena y el Frente Agrario Evita aseguraron que el Estado abandonó a los agricultores populares y agroecológicos.

Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena y el Frente Agrario Evita aseguraron que el Estado abandonó a los agricultores populares y agroecológicos.

“La situación actual es deplorable porque la pérdida es del 100%: no se puede salir a vender, los locales están cerrados y nadie consume flores porque no es un producto de primera necesidad”, relata Andrea Díaz, productora de Florencio Varela y una de las referentas del Frente Agrario.

En esta fecha tan importante para lxs trabajadorxs, distribuiremos alrededor de 600 ramos junto con los bolsones de alimentos. Además de evidenciar la problemática que sufren las familias del rubro, esta acción permite que los consumidores dispongan de flores para adornar y perfumar sus hogares en tiempos de encierro.

El sector de la floricultura nuclea alrededor de tres mil familias en todo el país y se estima que las pérdidas alcanzaron el 70% de la producción: “Muchos compañeros pasaron el tractor por los campos”, expresa Andrea Díaz.

Cada semana, “Del campo a la mesa” entrega cerca de dos toneladas de bolsones de alimentos agroecológicos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano a precios justos. Las ventas se realizan de manera directa, del productor al consumidor, a través de la página de Facebook o de los nodos de comercialización.

“Dos veces por semana estoy tiramos cantidad de flores, kilos y kilos de flores de primera calidad, hemos eliminado casi el setenta por ciento de nuestra producción de dos meses”, explican los productores de distintas regiones de la provincia.

"Por el momento, como sector no hemos recibido ayuda por parte del Estado. Muchos productores rurales, incluso, no han accedido al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por no contar con servicio de Internet".

"Nuestra lucha es que lleguen los alimentos a cada mesa, hoy denunciamos que las y los floricultores se encuentran en una situación de total vulnerabilidad al igual que muchas trabajadoras y trabajadores".

"Vamos a seguir luchando por la soberanía alimentaria, por la distribución de la tierra y por políticas públicas que pongan en el centro el Buen Vivir", señalaron.

Dejá tu comentario