Subi un cambio | Conceptos | Medio ambiente |

Tata avanza con su auto a aire comprimido

Ni nafta, ni gas oil, ni electricidad: la marca india anunció que los ensayos en su vehículo a aire comprimido fueron exitosos y anticipó la futura comercialización.

Las inversiones de la mayoría de las terminales, con vistas al reemplazo de los vehículos con combustibles fósiles, apuntan hoy al desarrollo de biocombustibles para el transporte pesado y de motores eléctricos para los rodados familiares. Sin embargo, la automotriz india Tata Motors se despegó de esa tendencia y anunció motores que funcionan con aire comprimido.

En enero de 2007, la empresa selló un acuerdo con la compañía Motor Development Internacional (MDI), de Luxemburgo, que le permite a la primera producir y vender autos a aire comprimido con su marca, utilizando la tecnología de MDI. El convenio incluyó sistemas para vehículos y para aplicaciones estacionarias (por ejemplo, motores industriales).

Según indicó Tata en un comunicado, se completó con éxito la fase denominada “prueba del concepto técnico” en dos autos. Ahora, ambas firmas trabajan para pulir detalles técnicos y procesos que le permitan industrializar los autos a aire comprimido en los próximos años.

Entre otros aspectos, los vehículos no precisarán equiparse con aire acondicionado, ya que el aire limpio expulsado por el motor (en lugar de los gases contaminantes de la actualidad) tiene una temperatura de entre 0 y 15 grados bajo cero, que lo hace apto para enfriar el habitáculo.

De acuerdo con los diseñadores, el costo cada 100 kilómetros será de poco más de un dólar, mientras que la autonomía es, ahora, mucho mayor a la de los autos eléctricos de hoy. Las recargas de aire comprimido podrán hacerse en estaciones de servicio, adaptadas con compresores de aire especiales, en pocos minutos. También pueden cargarse con un dispositivo portátil en 3 a 4 horas.

Dejá tu comentario