Política | Coronavirus | Gerardo Morales | COVID-19

Morales echó de Jujuy a 62 inmigrantes y los mandó a Buenos Aires

Por temor a que tuvieran coronavirus el gobernador hizo que se subieran a un micro con destino a la Capital Federal. Al llegar a la Ciudad los detuvieron.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, volvió a dar muestras de su totalitarismo y echó de la provincia de forma intempestiva a 62 inmigrantes de países de América Latina por temor a que fueran portadores de coronavirus.

Se trata de familias enteras de Perú, Venezuela y Colombia que estaban en el país desde mediados de marzo con el proyecto de radicarse en esa provincia, puntualmente en La Quiaca. Los deportados de Jujuy estaban alojados en un hotel y un comedor, todos con sus papeles en regla y en medio del aislamiento obligatorio impuesto por el gobierno nacional.

El miércoles, fuerzas de la policía que Morales comanda como patrón de estancia se hicieron presentes en los hospedajes (La frontera y Mickey) donde se encontraban los inmigrantes y los hicieron subir a un micro con destino a la Ciudad de Buenos Aires.

Al respecto, tres organizaciones de defensa de los derechos humanos (Andhes, Cels y Caref) presentaron habeas corpus en los que aseguran que se trata de un caso de "privación ilegal de la libertad".

"La orden es ilegal e irregular", aseguran.

Según publicó el diario Página 12 el habeas corpus puntualiza que se trata de un traslado forzoso a una ciudad (Buenos Aires) que es foco de contagio, sin alternativas ni condiciones de alojamiento ni acceso a alimentos.

Las organizaciones que presentaron el recurso buscan “que la justicia analice esta situación que constituye una amenaza concreta y real de privación de la libertad, y genere las medidas necesarias para conocer las razones del desplazamiento y que se orden, a través de un mecanismo que cuente con la participación de las autoridades nacionales y provinciales así como de las personas interesadas y sus representadas cuáles son las mejores medidas de protección de los derechos (…) y si la mejor medida es un traslado se aseguren entonces las condiciones y garantías mínimas y necesarias (…) para que puedan desplazarse sin ser retenidos, demorados o dejados” en algún “punto de control”. Y “que durante todo el trayecto se tomen todas las medidas de prevención manteniendo el distanciamiento entre las personas”, “impidiendo que viajen hacinadas” y que se les suministren “viandas y kits de higiene”, además de señalar el lugar de llegada, se les “garantice alojamiento y cobertura de las necesidades de alimentación”.

Sin embargo, el juez federal Eduardo Hansen rechazó la presentación de las entidades con el argumento de que ninguna de las personas afectadas es oriunda de Jujuy y que no tienen ánimo de vivir allí. Las organizaciones trabajan en una apelación urgente.

En tanto, en la tarde de este jueves personal de la Policía de la Ciudad detuvo al vehículo que salió de Jujuy y realizó un operativo en el que se constató que los pasajeros echados de Jujuy "no tenían síntomas" de portar el Covid-19.

Durante el operativo de control clínico se determinó también que una persona tenía "hipertermia" por lo que fue traslada a un centro de salud, según informó el titular de Same, Alberto Crescenti. Asimismo, el resto de los pasajeros serán enviados "donde lo determine el juez interviniente".

Dejá tu comentario