Sociedad | COVID-19 | Plasma | Aborto

Las personas que gestaron y tuvieron Covid-19 no pueden donar plasma

Los centros habilitados para donar plasma ponen ese requisito. El infectólogo y asesor presidencial, Omar Sued, confirmó a Infonews el dato y explicó la razón médica/económica que las excluye.

El 26 de agosto me dieron el alta por Covid-19. Este lunes envié un mail al Centro de Donación de Plasma del Hospital Pirovano, ubicado en el barrio porteño de Coghlan, para hacerme los estudios serológicos y ver qué cantidad de anticuerpos Covid-19 tengo y de ahí en más, ver si podía donar plasma. Tenía muchas ganas porque sentía que así algo de esa enfermedad tenía un lado positivo: colaborar en la recuperación de pacientes de coronavirus.

Pero la respuesta, casi inmediata, me sorprendió y me dejó afuera de esa ilusión. "Para poder realizar la donación de plasma es necesario que pasen 28 días desde que dejaste de tener síntomas o en caso de tener un hisopado negativo 14 días. Por otro lado, es importante que usted no haya tenido un parto y/o un aborto a lo largo de su vida", decía el mail de respuesta. Así, con negrita, me descartaba por haber tenido un aborto. A mí y a miles más, personas que gestamos.

mail.pirovano.png
Las personas que gestaron y tuvieron Covid-19 no pueden donar plasma

Las personas que gestaron y tuvieron Covid-19 no pueden donar plasma

Al preguntar la justificación médica, desde el Pirovano respondieron: "El principal motivo por el cual no se están tomando es porque durante la gestación se generan unos anticuerpos llamados antígenos leucocitarios humanos (HLA), que al momento de ser transfundido el plasma, pueden generar en el paciente transfundido una lesión pulmonar aguda".

Esto abrió los siguientes interrogantes y preocupaciones. ¿Todas las mujeres y personas con capacidad de gestar que tuvieron Covid-19 y estuvieron embarazadxs en algún momento de su vida no pueden, ni podrán donar plasma? ¿Cuántxs pacientxs no reciben/recibirán ese tratamiento por este motivo? Miles.

"Es así. Aunque no es una contraindicación absoluta. Debería hacerse un estudio de HLA que es caro. Las mujeres pueden desarrollar anticuerpos anti HLA en el embarazo y eso podría dar una reacción tipo alérgica al receptor", explicó en diálogo con Infonews el infectólogo Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Director de Investigaciones Clínicas de la Fundación Huésped y uno de los asesores presidenciales en temas vinculados al coronavirus.

donacion.plasma.covid.jpg
Las mujeres y personas que gestaron y se recuperaron de Covid-19 no pueden donar plasma por un posible efecto negativo en lxs receptorxs. (Foto: Télam)

Las mujeres y personas que gestaron y se recuperaron de Covid-19 no pueden donar plasma por un posible efecto negativo en lxs receptorxs. (Foto: Télam)

Mujeres al cuidado hasta en la donación de plasma

El impedimento preocupa y no está claro. En julio pasado, el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak había informado que "el 70% de quienes se comunican para donar plasma convaleciente en la provincia de Buenos Aires son mujeres". En esa oportunidad, el funcionario había hecho la salvedad: no todxs lxs pacientxs recuperadxs de Covid-19 pueden donar porque "deben tener una cantidad de anticuerpos efectivos" y "las mujeres con más de tres embarazos no pueden hacerlo". Entonces, ¿los criterios acerca de los requisitos para ser donante son distintos según el distrito? Si el 70% de quienes quieren donar en territorio bonaerense son mujeres, hablamos de una cifra relevante. En esa provincia, hay hasta el momento 328 mil infectadxs, 259 mil recuperadxs y 6.760 muertxs.

Kreplak había llamado la atención sobre el aspecto social de esa estadística. "El 70% de las personas que llaman para ofrecerse como donantes son mujeres, siendo que la enfermedad tiene una leve prevalencia mayor en los varones", comparó y calificó al dato de "interesante y para reflexionar respecto del rol de cuidado social de las mujeres". Se llama patriarcado y división sexual del trabajo.

Los requisitos para donar, un tema históricamente polémico

Tanto para sangre como para plasma ahora, los requisitos para donar son históricamente un tema controversial. La comunidad homosexual lo sufre aún en carne propia por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Tanta ignorancia hay que en medio de la pandemia por Covid-19, Nicolás, un joven de 23 años de la Ciudad de Buenos Aires, fue a donar en julio pasado para su padre y no lo dejaron "por ser homosexual". Así lo denunció el presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), César Cigliutti.

Ante ese caso puntual, el Instituto Provincial de Hemoterapia bonaerense planteó una postura general, que "se rechaza cualquier discriminación o exclusión por razones de orientación sexual e identidad de género autopercibida que pueda ocurrir en el proceso de donación de sangre".

Embed

Las autoridades de ese organismo, dependiente del ministerio de Salud bonaerense, explicaron que la donación de sangre y plasma se rige por lo establecido en la Ley 11.725/95, el Decreto Reglamentario 37167/97, Normas Técnicas y Administrativas Resolución 0000754/02 H19 1C y su actualización por Resolución 04053/13 H.20.2 inc C.

La declaración del Gobierno provincial se dio a raíz del rechazo por parte de una clínica privada de CABA, cuyos responsables argumentaron ampararse en las indicaciones de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC), que impide ser donantes de sangre a varones que tengan o hayan tenido relaciones homosexuales y a mujeres que tengan o hayan tenido como pareja a hombres bisexuales.

Tras la discriminación que sufrió Nicolás, los ministerios nacionales de Salud y de las Mujeres, Géneros y Diversidad pidieron a la AAHITC que deje sin efecto la medida y fomente la capacitación médica “con perspectiva de género”. En una declaración conjunta, lxs ministrxs Ginés González García y Elizabeth Gómez Alcorta sostuvieron que “considerar la orientación sexual, la identidad y/o expresión de género de la persona como impedimento para la donación de sangre constituye no solo un acto discriminatorio, violento e injustificado, contrario a la legislación vigente”, sino que también responde “a un discurso médico que históricamente patologizó a las personas LGBTIQ+”.

Las tensiones y contradicciones sobre los requisitos para donar sangre llevan décadas y los criterios aún se debaten entre el Estado nacional, los centros médicos y las asociaciones de profesionales de la salud. Con ese antecedente resulta lógico pensar que a seis meses de desatada la pandemia por Covid-19 en Argentina, aún no haya un lineamiento unificado respecto a la donación de plasma. Pero las respuestas a tantas preguntas son urgentes porque la salud y la vida lo son.

Dejá tu comentario