Política | Cristina |

Cristina en la Plaza: "Han dejado tierra arrasada"

La vicepresidenta pronunció un fuerte discurso ante centenares de miles de personas en el cierre del festival popular en Plaza de Mayo.

Cristina en Plaza de Mayo
Cristina en Plaza de Mayo

Minutos después de las 20 salieron al escenario que expandía varios metros a la Casa Rosada. En medio de gritos, cánticos y los ecos de la música de Litto Nebbia que había sonado poco antes en el escanrio. Alberto Fernández y Cristina Kirchner volvieron al centro de la escena en la jornada, con música de Gustavo Cerati de fondo.

Y la primera que habló fue Cristina.

"Estos cuatro años han sido muy duros", comenzó y agregó: "Fueron también duros para quienes fueron objeto de persecución, de quienes se nos buscó que literalmente desapareciéramos a través de la humillación y la persecución. Sin embargo hoy estamos aquí".

En un discurso breve pero contundente, pidió "humildad que debemos tener todos para saber que lo colectivo es más importante que lo individual. Que los dirigentes deben entender de una buena vez que es necesario que cada uno entendamos que no todo empieza y termina en uno. Uno es más grande cuando uno es parte de un todo, sino somos individualidades sueltas"0.

"Voluntad, humildad, sinceridad. Ustedes saben, yo no soy hipócrita, no lo voy a ser nunca. Puedo equivocarme pero saben que digo lo que pienso y hago lo que siento nunca otra cosa diferente", apuntó.

Cristina también remarcó que "el coraje no se prueba en el poder, se prueba en la adversidad y en el llano. Ahí se demuestra los que tenemos coraje. Y es necesario siempre el coraje, la libertad, ese valor que algunos no entieden y piensan que lealtad es seguidismo a un líder político. La lealtad entre la política y el pueblo es a dos puntas: los pueblo no son tontos ni zonzos".

"Amor al pueblo, a la patria, a los que sufren, a los jóvenes que quiero abrazar en esta tarde", exclamó.

"Presidente, quiero decirle que usted ha iniciado su gobierno con muy buenos augurios. Ha decidido que esta plaza a la que habían enrejado como un símbolo de división entre el pueblo y el gobierno, usted decidió que se sacaran las rejas".

"Confíe siempre en su pueblo: ellos no traicionan, son los más leales. Solo piden que los defiendan y que los representen. No se preocupe, presidente, por las tapas de un diario: preocúpese en llegar siempre al corazón de los argentinos y siempre van a estar con usted. Nunca lo olvide", le dijo mirando a Alberto que la observaba desde un costado.

"Han dejado tierra arrasada. Pero usted tiene la convicción de cambiar esta realidad que viven los argentinos. Tenga fe en la historia que siempre la terminan escribiendo más temprano o más tarde los pueblos", redondeó.

Temas

Dejá tu comentario