Economía | cuarentena | Unión Industrial Argentina | CGT

La Unión Industrial presiona para un recorte del 40% en los salarios

La UIA busca negociar el sostenimiento del empleo de los trabajadores pese al decreto vigente que prohíbe los despidos. La CGT resiste pero algo cede.

La Unión Industrial Argentina trabaja por estas horas en lograr que el gobierno nacional le de carta blanca para un masivo recorte de sueldos a los trabajadores que por la cuarentena están eximidos de asistir a sus puestos de trabajo. Las negociaciones se intensificaron en los últimos días, mientras la UIA presiona para que se convalide una rebaja salarial del 40% de los sueldos.

La maniobra de los industriales se apoya en el 50% de los sueldos que el Estado argentino se comprometió a pagar mientras dure el aislamiento obligatorio y solo obliga a las empresas a poner el 10% restante, según informó el periodista Mariano Martín en el diario Ámbito financiero.

La estrategia de la UIA es poner como excusa que de esa manera se sostendrían los puestos laborales de esos trabajadores.

Falabella suspendió trabajadores y bajó los sueldos

Hasta el momento la Casa Rosada negocia para que la rebaja salarial no sea de más del 25%, mientras que la CGT acepta los recortes pero busca que el sueldo no caiga más allá del 80% que los empleados cobran en la actualidad.

La situación generó que se desactivaran las conversaciones que cada sindicato estaba llevando adelante con las respectivas cámaras empresarias.

Trabajadores de Plusmar denuncian un brutal recorte salarial

Según detalla la información, en los últimos días hubo cruce de borradores entre el ministerio de Trabajo, los industriales y la central obrera para poner un colchón al tijeretazo salarial. El mismo sería el artículo 223 bis de la ley de Contrato de Trabajo (20.744), que establece las pautas de pago de salarios ante un caso de suspensiones por “falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación”.

Según los cálculos de empresarios y sindicalistas más de cinco millones de trabajadores permanecen en sus hogares desde el arranque del aislamiento social.

Dejá tu comentario