Política | derecha | Gobierno | Juntos por el Cambio

La derecha desplegó su odio en la marcha contra el Gobierno

Convocados por Juntos por el Cambio, algunos cientos de personas se manifestaron en Plaza de Mayo y exhibieron bolsas mortuorias con nombres del oficialismo.

Bolsas mortuorias simulando que llevaban en su interior los cadáveres de argentinos y argentinas que no pudieron darse la vacuna contra el coronavirus (la misma que militan en contra desde el día 1 de la pandemia) y con los nombres allí impresos de dirigentes y representantes del oficialismo. Así fue la marcha a la que convocó Juntos por el Cambio en redes sociales y a la que cientos de personas se sumaron para expresar su rechazo al gobierno de Alberto Fernández, a la vicepresidenta Cristina Fernández, a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, La Cámpora y hasta a la vacuna Sputnik.

En medio de un delirio que podía preverse con las consignas que durante la semana exhibieron los más radicalizados opositores al Frente de Todos, la "instalación" que la derecha llevó adelante en Plaza de Mayo este sábado exhibió en gran parte el antiperonismo militante que expresan muchos de los dirigentes de la oposición en cada una de sus apariciones públicas (con Patricia Bullrich -presente en la marcha- como referente de los más ultras).

La marcha también fue difundida en redes sociales con el hashtag #27F y #27FYoVoy, mientras que otros sectores, como Republicanos Unidos, integrado por el trío Ricardo López Murphy, Yamil Santoro y Darío Lopérfido, se sumaron a la convocatoria.

Portando banderas argentinas y carteles con consignas como "no al comunismo", "No a la Sputnik" y "basta de mantener vagos", los manifestantes se concentraron a partir de las 17 en la plaza de Mayo.

Curiosamente, y entre las bolsas mortuorias, el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, dijo que concurrió al mitín "para acompañar a la ciudadanía que quiere expresarse por la paz y está cansada por lo que vienen sucediendo" y afirmó que "tiene que ver con los valores de una Argentina grande que supimos conseguir".

Gritos, insultos a políticos, artistas y periodistas, cánticos deseándole la muerte a CFK y otros hits conformaron la tragicomedia opositora a caballito de lo que durante la semana propulsaron nombres como Eduardo Feinmann, Baby Etchecopar, Alfredo Leuco y el resto del seleccionado nacional de los medios concentrados. En vista del resultado no el discurso mediático y de los call centers no parece haber cosechado, al menos en números, el resultado que se esperaba.

Por su parte, Alberto Fernández rechazó el discurso del odio que se escupió en la Plaza y dijo que "la forma de manifestarse" en democracia "no puede ser exhibir frente a la Casa Rosada" bolsas mortuorias "con nombres de dirigentes políticos".

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Falferdez%2Fstatus%2F1365797549408403460%3Fs%3D20

"Esta acción lamentable solo demuestra cómo muchos opositores conciben la República", completó.

"No callemos ante semejante acto de barbarie", pidió el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter en alusión a las bolsas simulando ser mortuorias con nombres de dirigentes políticos colgadas en las rejas de la Casa de Gobierno durante la marcha de la oposición.

Alberto pide a la militancia que este lunes no se movilice al Congreso

Dejá tu comentario