Diego | Maradona | Junta

Diego sin paz: acusaciones cruzadas tras el informe pericial

Luego de que se entregara formalmente el informe pericial sobre la muerte de Diego, se desató una guerra de acusaciones entre las partes.

El informe de la junta de 22 peritos que determinó que el equipo médico de Diego Armando Maradona fue "temerario" en la atención de sus pluripatologías e "indiferente" ante la posibilidad cierta de su muerte será entregado formalmente este mediodía al equipo de fiscales que lleva adelante la investigación, informaron fuentes judiciales citadas por Telam.

A pesar de que los resultados trascendieron el pasado vienes, la entrega oficial del escrito por parte del jefe del cuerpo médico de San Isidro, Federico Corasaniti, quien actuó como coordinador de la junta médica, se realizó este mediodía en la sede de la fiscalía General de ese distrito, situada en la calle Acassuso 476, donde también fueron convocadas las partes para firmar su recepción.

maradona-muerte-autopsia.jpg
D10S sin paz: acusaciones cruzadas tras la muerte de Diego

D10S sin paz: acusaciones cruzadas tras la muerte de Diego

Cuatro fuentes judiciales consideraron que las 70 páginas del informe complican la situación de los imputados, en especial la del neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov. "Las conclusiones de la junta son lapidarias y serán el sostén de la hipótesis del dolo eventual en la que ya se estaba trabajando", dijo a Télam uno de los investigadores judiciales.

La diferencia radica en que hasta ahora los siete imputados habían sido notificados que se los investigaba por un "homicidio culposo", delito que prevé una pena excarcelable de 1 a 5 años de prisión, pero el "homicidio simple con dolo eventual" se castiga con prisión de 8 a 25 años, lo que incluso podría derivar en pedidos de detención para algunos de los acusados.

Voceros judiciales anticiparon que la filtración del documento es investigada por los fiscales, quienes sospechan que fue una maniobra de alguna de las defensas para intentar algún planteo, ya que algunos abogados anunciaron que analizan pedir su nulidad por haber trascendido antes de su incorporación formal al expediente.

El equipo de investigadores coordinado por el fiscal general de San Isidro John Broyad, e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra, se tomará un par de semanas para analizar las conclusiones y en base a ellas formular la imputación para los llamados a indagatoria. Los fiscales no solo tienen prácticamente decidido cambiar la carátula a "homicidio simple con dolo eventual", sino que además evalúa sumar nuevos imputados del entorno no médico de Maradona.

Los representantes del Ministerio Público se preguntan por qué, pese a las alarmas, la complejidad de sus patologías y sabiendo que debía desintoxicarse de su adicción al alcohol, nadie internó a Maradona con los recaudos necesarios y si el rédito económico que generaba tener al "10" bajo la órbita del "aparato Maradona" manejado por el abogado Matías Morla -y del que formaban parte los médicos de cabecera-, tuvo alguna influencia en su desenlace.

La junta médica concluyó que Diego Maradona agonizó 12 horas antes de morir a los 60 años el 25 de noviembre de 2020, que "no estaba en pleno uso de sus facultades mentales", que el operativo montado en la casa de del barrio San Andrés de Tigre no era una internación domiciliaria y que pudo haber tenido "más chances de sobrevida" si hubiera estado en una clínica.

Veintidós fueron los peritos -11 oficiales y 11 de parte-, que se reunieron por primera vez el 8 de marzo en la sede la Policía Científica de La Plata para dar inicio a la junta que luego tuvo dos reuniones por semana vía Zoom para discutir y evaluar cada uno de los 24 puntos de pericia planteados por la fiscalía.

Todos ellos analizaron durante estos dos meses centenares de fojas con las conclusiones de la autopsia y los estudios complementarios a ella, historias clínicas, testimoniales y cientos de mensajes de texto y audio extraídos de los chats de los teléfonos de los imputados.

Aparte de Luque (39) y Cosachov (35), los otros cinco profesionales de la salud imputados en la causa son el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29); los enfermeros Dahiana Gisela Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37); la médica que coordinaba la internación domiciliaria para la prepaga Swiss Medical, Nancy Forlini (52); y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40).

ARDE LA DEFENSA DE LUQUE

La defensa de Luque aseguró que el informe de la junta médica fue "parcializado, malo y sin fundamentos científicos" y que lo impugnará. El abogado Julio Rivas, defensor de Luque, aseguró: "Hemos presentado un informe de cien páginas donde destruimos por completo el informe. La junta ha hecho un informe parcializado, malo, sin fundamentos científicos. Será motivo de una impugnación judicial".

Además cuestionó la participación del perito oficial Federico Corasaniti, jefe del Cuerpo Médico Forense de San Isidro que encabezó la autopsia y fue el coordinador de la junta médica. "Uno de los peritos de la junta, Corasaniti, declaró como testigo en la causa y de acuerdo al artículo 245 del código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires debió abstenerse de ser perito oficial", dijo.

Finalmente, rechazó las versiones de un posible cambio de carátula en la causa: "No debería existir un cambio de carátula, es aventurado, es lo que quiere la querella, pero no debería pasar".

"ABANDONO DE PERSONA"

El abogado Mario Baudry, quien representa como particular damnificado al hijo menor de Diego Maradona -Dieguito Fernando, hijo de Maradona y su ex pareja Verónica Ojeda-, anunció que pedirá el cambio de carátula a “abandono de persona y homicidio simple con dolo eventual”, y aseguró que la filtración del documento fue una “chicana” de las defensas para pedir su nulidad.

“Yo creo que los argentinos ya saben qué paso. Saben lo que le hicieron a Diego, lo que sufrió en el último tiempo, el por qué estaba en las condiciones en las que lo vieron cuando fue a la cancha de Gimnasia”, dijo Baudry.

“Vamos a pedir el cambio de caratula a abandono de persona agravada por la muerte de Diego, en concurso ideal con homicidio simple con dolo eventual, más el concurso real por facilitación de drogas para su consumo y adulteración de documento público y de las firmas de Diego”, anunció.

Sobre la filtración del informe de la junta, Baudry afirmó: “Son chicanas que hacen los abogados para tratar de dilapidar esto, pero es tan contundente el informe que la sociedad argentina y el mundo ya saben qué es lo que le pasó a Diego”. “Tenían una medida de seguridad, con lo cual determinaron en forma inmediata quién había sido el que lo había filtrado”.

"PATOLOGÍA PREEXISTENTE" Y "DOLO DIRECTO

El abogado de la psiquiatra Agustina Cosachov, una de las principales imputadas en la causa por la muerte de Diego, aseguró que su clienta no tuvo ninguna responsabilidad en el deceso porque el paciente murió de una “patología preexistente”, mientras que el de la enfermera Dahiana Gisella Madrid habló de “dolo directo” por parte del equipo médico.

“La conclusión de los peritos de Cosachov es que el paciente falleció por una patología preexistente que no guarda ningún tipo de relación con la actividad psiquiátrica realizada por la doctora Cosachov ni con la medicación que ella le indicó”, dijo Vadim Mischanchuk.

“Da mucha pena las filtraciones que hay en la causa porque detrás de todo expediente hay personas. Lo primero que tenemos que resguardar es la memoria del paciente y el cuidado de los allegados a la víctima e inclusive a los imputados”, señaló el letrado.

Por su parte, Rodolfo Baqué, defensor de la enfermera Madrid, quien cuidaba a Diego en el turno mañana y tarde, adelantó que no va a pedir su nulidad por el hecho de que haya circulado, y consultado sobre quién tuvo la responsabilidad de la muerte de Maradona, contestó: “Los médicos tratantes”.

“Se cumple lo que dije el primer día, que esta causa caminaba por la delgada línea gruesa del dolo eventual y el último párrafo del dictamen habla de eso”, dijo Baqué.

“Yo creo ahora también que la causa camina por la delgada línea gruesa del dolo directo. El dolo eventual es cuando con mi acción me represento un resultado, no me importa y continúo con mi acción. En el dolo directo, yo con mi acción, quiero que pase el resultado”.

El defensor señaló que “con este informe” concuerda con que “el servicio de atención médica y los médicos tratantes tuvieron falencias muy graves” y que “el servicio de enfermería fue muy malo”, aunque aclaró que “no así la actuación de los enfermeros”, entre ellos su clienta.

“Este informe dice que a la enfermera Dahiana Madrid no la dejaban entrar. Que el servicio estaba organizado de esa manera, hecho sabido por los médicos tratantes, los jefes, los familiares, las hijas, Verónica Ojeda y todos los convivientes”, concluyó.

Dejá tu comentario