Economía | economía | renuncias | Guzmán

Qué dijo el ministro de Economía en una jornada llena de renuncias

Martín Guzmán pidió "escuchar" a la gente y recordó, de todas formas, que la deuda con el FMI es algo "muy grave" que necesita la total atención del Gobierno.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, subrayó la necesidad de "escuchar" los problemas de la gente para solucionarlos en un "contexto difícil", y destacó que el Gobierno tiene cuestiones "muy graves" por resolver, como el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional.

"Pensamos en mejorar la vida de la gente y para eso es importante escuchar porque así vamos a dejar una Argentina mejor", enfatizó Guzmán en medio de una jornada turbulenta en el Gobierno por la presentación de renuncias de gran parte del Gabinete.

Tal como publica Télam, el ministro realizó esta afirmación durante su participación en el acto de lanzamiento del proyecto de ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas que encabezó el presidente Alberto Fernández en la Casa de Gobierno. Y manifestó, además, su preocupación por el nivel de endeudamiento que se heredó del gobierno precedente, que estimó en US$ 45.000 millones, de los cuales US$ 19.000 millones vencen el año que viene. "No se usó ni un dólar para mejorar la capacidad productiva de la Argentina de los US$ 45.000 millones que se tomaron prestados", indicó Guzmán, quien aclaró que "aún quedan cuestiones muy graves por resolver" y puntualmente hizo referencia al endeudamiento con el FMI.

De hecho, el ministro afirmó que de los vencimientos agendados por el país con el FMI si tuvieran que pagarse en ese plazo "habría que eliminar la obra pública o activar un tarifazo de los servicios públicos en línea con lo que hizo el gobierno anterior".

El ministro instó a trabajar en una "agenda integral" para el crecimiento del mercado interno, en simultáneo a lograr mejorar la "capacidad productiva de todo aquello que genera divisas, para no chocar con situaciones que desestabilizan en el frente cambiario".

Guzmán reiteró que la economía se encuentra en "proceso de recuperación" e insistió en la importancia de "diseñar reglas de juego para el desarrollo de sectores que tienen mucho para aportar". "Se sancionaron 15 leyes económicas durante este Gobierno y ahora llega el turno de la energía, que es un sector clave. Lamentablemente del 2015 en adelante se produjo un declive del sector que revirtió lo bueno que se había hecho entre el 2013 y 2015", opinó el ministro.

Para Guzmán, el proyecto de ley de promoción de inversiones en hidrocarburos que será girado al Congreso nacional tiene por objetivo "construir un camino de sustentabilidad. Debemos adaptar nuestra estructura productiva hacia un modelo sustentable, con incentivos para modernizar los equipos de producción".

"Estamos gestionando una doble crisis, sin crédito porque se rifó en un período de dos años, entre 2016 y 2018, un país en el que ni siquiera nos dejaron un mercado de crédito en nuestra propia moneda. Y luego llegó la pandemia a un país sin instrumentos (financieros)", indicó Guzmán. En ese contexto, a juicio de Guzmán "de notable escasez y hartazgo", se hizo un trabajo para "definir prioridades, siempre cuidando a nuestra gente, a la salud y al tejido productivo para pasar a una etapa de oportunidades y tranquilidad".

"Como decía Cristina (Fernández de Kirchner) el otro día hay que persistir en las convicciones. Hemos gobernado 21 meses en un contexto de enorme incertidumbre, en dónde la adaptabilidad ha sido fundamental, porque todo el tiempo hay que estar dando respuestas", reflexionó Guzmán.

El titular de la cartera de Hacienda recordó momentos "muy duros" de su gestión: "Por ejemplo el salto de la brecha cambiaria, hablando entre todos nosotros, junto al Presidente (Alberto Fernández), Sergio (Massa), Máximo (Kirchner), y Axel (Kicillof), siempre ayudando y buscando cuidar a nuestra gente".

Dejá tu comentario