Política | Educación | Corte | Trotta

No se discute "la importancia de la presencialidad" sino otra cosa

Tras un día político agitado por la decisión de la Corte Suprema, el titular de Educación salió al cruce para poner sobre la mesa que la discusión no está del todo bien enfocada.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, enfatizó que, en realidad, la discusión con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no es si las clases presenciales son o no son importantes sino que, en este momento, es necesario priorizar la salud y evitar un mayor impacto de la segunda ola.

En ronda de prensa, el titular de la cartera educativa aclaró que desde el Consejo Federal de Educación, entidad que define políticas normativas para todo el sistema educativo del país, se decidió acompañar la decisión del presidente Alberto Fernández de frenar la presencialidad de las clases.

"Frente al momento que se transita hay que suspender momentáneamente la presencialidad", insistió el funcionario nacional, en un día donde la Corte Suprema de Justicia está en el ojo de la tormenta tras su fallo respaldatorio al gobierno porteño, que pidió se respete su autonomía y decisión frente al DNU.

Tras aclarar que además del GCBA, Mendoza es el otro distrito que también elige no acatar el DNU, Trotta subrayó que "nadie celebra" que los chicos y chicas se queden sin clases en las escuelas y, de hecho, arguyó que el Gobierno nacional fue el que impulsó la vuelta en febrero, cuando la situación epidemiológica era otra.

"Nosotros hemos planteado que la diferencia con el gobierno de la Ciudad no es la importancia de la presencialidad", señaló Trotta frente a los periodistas y luego de que Presidencia hiciera circular un comunicado minucioso para plantar posición sobre la decisión del Máximo Tribunal. "Estamos priorizando la salud respetando el derecho a la educación", sostuvo.

Dejá tu comentario