Sociedad | Educación | Acuña | ministra

Sin lugar para la educación

La ministra Soledad Acuña firma la resolución para dejar sin efecto el llamado a licitación: la escuela Jorge Donn vuelve a quedar abandonada.

El pasado 29 de enero, el boletín oficial del Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires publicó la resolución de dejar sin efecto el llamado a licitación pública para la finalización de la escuela de Danzas N° 2 Jorge Donn.

UNA PINCELADA DE HISTORIA

El edificio donde actualmente realizan los estudios y actividades de danza los y las estudiantes de la Jorge Donn, compartido con la escuela de Cerámica Fernando Arranz desde el año 1988, es una ex fábrica de Villa Luro adaptada. En algunos horarios, los espacios no alcanzan a cubrir la cantidad de cursos que se dictan en simultáneo. Algunas aulas cuentan con ventilación hacia pasillos, escasa o nula. Y las del primer piso son pequeñas y con paredes de Corlok, un material inadecuado, carente del aislamiento necesario para la función educativa.

Lo que se le saca a la educación y se destina a otros fines.jpg
Lo que se le saca a la educación y se destina a otros fines.

Lo que se le saca a la educación y se destina a otros fines.

La obra, situada en la esquina de Murature y Lope de Vega, cuya finalización se había prometido para los años 2012 y 2018, cuenta con un amparo presentado en 2014 por dos familias de la escuela que, mediante intervención de la Justicia, ampararon a los 1000 alumnos/as de las dos instituciones. Este instrumento legal dio lugar al fallo judicial de la Jueza Liberatori, recién en mayo de 2019, por el cual ordenó al Gobierno de la Ciudad a finalizar las obras que cuentan con una partida presupuestaria asignada por ley 3.232 el 15 de octubre de 2009, proveniente de la venta de los edificios de Catalinas Norte. Tal como señala en su artículo 3: “Los fondos producidos de la venta de los terrenos señalados en el presente artículo no podrán ser reasignados a otro destino que el establecido en la presente ley.”, es decir, a “construcciones del Ministerio de Educación”.

El dinero, obtenido de la venta de los dos edificios en la Avenida Eduardo Madero (1014/1020 y 1180) y el de la avenida Leandro N. Alem (815) fue destinado por fuerza de ley a esta obra, entre otras. Pero hoy nadie tiene claro dónde fue a parar ni a manos de quién fue. Ni ese presupuesto, ni los que fueron reasignados, año tras año, para la construcción de esta escuela. A principios de diciembre de 2019, salió el último obrero de la construcción y la obra quedó parada desde entonces.

cartel-obrajpg.jpg
Cartel de obra.

Cartel de obra.

Con la nueva medida, firmada por Soledad Acuña, la Ministra de Educación, el Gobierno de la Ciudad vuelve a abandonar la obra. Y, de este modo, le da la espalda nuevamente a la sentencia favorable, por medio de la cual la Justicia obligaba al gobierno a la finalización del edificio. El gobierno de la ciudad no responde a la ley. El ejecutivo no ejecuta. La ley es un papel higiénico.

Los reclamos llevan ya casi siete años de luchas incesantes y acuerdos inútiles. De reuniones frustradas y leyes promulgadas que el gobierno incumple. La decisión de suspender la licitación (29/01/2021) desoye el fallo y viola la ley, echando por tierra las necesidades de toda la comunidad educativa que, desde hace años, demanda un edificio propio.

Desoído por el entonces Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y ahora por Horacio Rodríguez Larreta, el amparo también ha sido dejado de lado.

El edificio actual (ex fábrica), compartido por las escuelas de danza y de cerámica..jpg
El edificio actual (ex fábrica), compartido por las escuelas de danza y de cerámica.

El edificio actual (ex fábrica), compartido por las escuelas de danza y de cerámica.

LA URGENCIA HOY. MÁS QUE NUNCA

Que el Gobierno de la Ciudad venga ignorando los reiterados pedidos de informes, el estado de situación y los avances de la obra que solicita, año a año, la comunidad educativa a través de notas presentadas por la vía jerárquica, no es nuevo. Lo que resulta indignante y novedoso es que en el contexto de la pandemia actual se exijan protocolos de distancia y espacios propios, ventilados y amplios, mientras desde el Gobierno se toman decisiones unilaterales y arbitrarias que contradicen el derecho de garantizar la educación en condiciones apropiadas.

La comunidad educativa solicita al Gobierno de la Ciudad el compromiso con una nueva fecha de cierre de obra e inauguración para que cumpla, por fin, con el deber de brindar la infraestructura indispensable para garantizar el derecho básico de la educación.

El edificio en construcción, abandonado de nuevo desde 2019..jpg
El edificio en construcción, abandonado de nuevo desde 2019.

El edificio en construcción, abandonado de nuevo desde 2019.

Luego de 22 años, y con una obra a medio camino, es momento de que ambas escuelas cuenten con espacios propios, necesarios para el desempeño digno de la enseñanza y el aprendizaje.

Si es cierto que la educación y las escuelas son prioridad, que se refleje con políticas de financiación, que no se quiten los presupuestos ya asignados y, en este caso en particular, que se cumpla con el fallo judicial que lo ampara.

Dejá tu comentario