Sociedad | empresario | Somoza | Campo

Con topadoras y a los golpes, empresario ocupa tierras campesinas

Una patota enviada por Joaquín Somoza ingresó a un campo agroecológico, golpeó a sus habitantes y rompió instalaciones para ganar terrenos destinados a un country.

El empresario inmobiliario Joaquín Jesús Somoza asedia una y otra vez a la familia Velázquez para ampliar la extensión de sus terrenos en Ministro Rivadavia, zona rural del partido bonaerense de Almirante Brown, donde construye un club de campo. Esta mañana, una patota contratada por él volvió a avanzar sobre la producción campesina y atacó a los golpes a lxs habitantes del lugar, destrozó alambrados e instalaciones.

El Movimiento Nacional Campesino Indígena – La Vía Campesina (MNCI VC) denunció este nuevo atropello al emprendimiento de lxs Velázquez, que da trabajo a 23 vecinos y vecinas de la zona, a pesar de que hay una decisión judicial que reconoce la propiedad de la familia sobre esos territorios.

Somoza, un empresario que ocupa tierras campesinas

Los usurpadores ingresaron con tres topadoras, golpearon a lxs habitantes - entre lxs que se encuentra la madre de familia, de 64 años-, destruyeron parte de las instalaciones y cercano al mediodía intentaban alambrar para usurpar parte de las tierras.

"Acá nos quedaremos. O se quedan ustedes o nos nos quedamos nosotros. Sabemos nuestros derechos rurales. Acá todos somos productores, todos vivimos de lo que trabajamos, no vamos a hacer countries como ellos. Esta tierra está arada porque se va a plantar. No vamos a hacer chalecitos", le replicó en el lugar a agentes de la Policía Bonaerense este jueves una trabajadora de la tierra luego del atropello que sufrieron. Según los productores, la policía llegó tarde al campo esta mañana y al irse, los violentos regresaron.

Embed

La misma señora, a la que se la puede ver en un video, aseguró frente a los uniformados que hay complicidad de poderes del Estado con el empresario Somoza, pues la violencia se repite sistemáticamente. "Acá hay una ley en Almirante Brown que dice que todo esto es parque rural, que eso no lo tienen en cuenta. Alguien grande está involucrado porque no puede tener tanta inmunidad este Somoza", advirtió.

Esta hipótesis radica en que Somoza está edificando un club de campo lindero al lote campesino y desde hace años intenta expulsar de distintas maneras violentas a sus miembrxs, que viven allí desde 1979. Por ejemplo, el 20 de noviembre pasado, él junto a su hijo Martín Somoza habían ingresado con un grupo de policías y otras 30 personas armadas al campo de la familia Velázquez, golpeando a sus miembrxs y destruyendo posesiones, con la intención de quedarse con las tierras.

El triunfo de una familia campesina a un empresario ocupa

En ese momento y sin orden judicial alguna, la policía se llevó detenido a uno de lxs hermanxs Velázquez. El hombre fue liberado al día siguiente pero le iniciaron una causa falsa por supuesta portación de armas.

Otro ingreso violento similar por parte de los Somoza había sucedido en 2014 ya que el proyecto del barrio cerrado data de hace años.

En enero pasado, el MNCI VC (organización a la cual pertenecen lxs Velázquez y que forma parte de la UTEP Rama Agraria) había informado que ambas partes habían realizado una medición y un alambrado de común acuerdo, tras una mediación judicial. Este jueves, la codicia inmobiliaria volvió a avanzar contra lxs productorxs y contra la Justicia.

Como si eso fuera poco, la finca y el emprendimiento de la familia Velázquez están inscriptos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (RENAF) y en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (RENSPA), dependiente de SENASA y su tarea brinda un salario social para las familias vecinas y, a la vez, permite una formación en la producción agroecológica y el acceso a alimentos sanos.

Dejá tu comentario