Política | Etiquetado Frontal | Juntos por el Cambio | Diputados

Juntos por el Lobby: el orgullo opositor tras frenar el etiquetado frontal

Diputados y diputadas de Juntos por el Cambio expresaron su beneplácito por no haber dado quórum al tratamiento en el Congreso de la ley de etiquetado frontal.

De forma explícita y sin vueltas la dirigencia de Juntos por el Cambio se mostró exultante este martes, luego de haber mandado al cajón el proyecto de Ley de Etiquetado Frontal en la Cámara de Diputados. Tras el bloqueo del quórum por parte de los diputados y diputadas de la derecha, varixs de ellxs salieron a las redes sociales a expresar su beneplácito con la victoria del lobby de las empresas alimenticias.

Por ahora, cae Ley de Etiquetado: Juntos por el Cambio no dio quórum

Más allá de los mensajes de alegría de quienes fueron rebautizados cono "Juntos por el Lobby" por parte del oficialismo, el más explícito y violento de los legisladores de JxC fue el neuquino Francisco Sánchez, que se autodefine como "profamilia" y que tuiteó: "Al amigo todo, al enemigo ni quórum".

https://twitter.com/fsancheznqn/status/1445407638116868109

Luego de este exabrupto (que varias horas después de proferido seguía en el perfil de Twitter de Sánchez), el diputado fue entrevistado por el programa Pasaron Cosas, en Radio con Vos, donde en pocos minutos desnudó su adhesión al lobby empresario. Entre otros puntos dijo que él tenía un proyecto firmado sobre etiquetado con fuertes diferencias respecto del oficial. Entre ellos puntualizó que su proyecto permitía a las empresas con alimentos poco saludables poder hacer publicidad, algo que la iniciativa oficial no habilitaba. Clarísimo.

También se sumó a los festejos la inefable Graciela Ocaña, que puso como excusa que Juntos por el Cambio llevó "una propuesta para tratar en el recinto las leyes que le interesan a la sociedad (sic)". La "Hormiguita" no cree que el etiquetado frontal le interese a la sociedad.

https://twitter.com/gracielaocana/status/1445411428341620736

En tanto, quien habló directamente como si fuera parte de la industria de los alimentos, el dirigente del larretismo Juan Pablo Arenaza (Subsecretario de Participación Ciudadana en Seguridad de CABA) aseguró que "la ley de etiquetado frontal es una regulación absurda". También la calificó como "una terrible burrada".

https://twitter.com/jparenaza/status/1445423941112287236

Por su parte, la dejada de lado Florencia Arietto eligió burlarse de Máximo Kirchner, que se quejó del apoyo de la derecha al lobby empresario.

https://twitter.com/florenciarietto/status/1445438616067530761

Luego, Arietto compartió el mensaje del diputado Ignacio Torres, que se filmó (?) para sus redes sociales mostrándose victorioso ante la falta de quórum.

https://twitter.com/florenciarietto/status/1445441697605881862

Otro inefable, Luciano Laspina, fue de los más claros en subrayar la pertenencia de Juntos por el Cambio a los intereses de las grandes empresas alimenticias. "Se terminó la escribanía: el Frente de Todos no consiguió el quórum para imponer su agenda. Desde JxC ofrecimos dar quórum a cambio que se inicie el debate de boleta única, reforma de la ley de alquileres y emergencia y esencialidad educativa", expresó y también se refirió a la ley de etiquetado frontal como algo que no forma parte de la "agenda urgente". Sin embargo consideró que sí lo es la boleta única y la reforma de la ley de alquileres (en la que Juntos por el Cambio quiere favorecer a las inmobiliarias).

https://twitter.com/LaspinaL/status/1445402531660709893

En tanto, quien (otra vez) se quedó solo fue Adolfo Rubinstein, el exsecretario de Salud del gobierno de Mauricio Macri, que después de haber sido degradado durante la gestión de Cambiemos ahora ve como sus correligionarios evitan tratar una ley que reclaman todos los sectores que no forman parte del lobby de las alimenticias.

https://twitter.com/RubinsteinOk/status/1444077428104695812

Dejá tu comentario