Economía | Falabella | locales | país

Falabella se va: cierra los últimos locales que tiene en el país

La firma chilena baja las persianas de las tres sucursales que le quedan: Rosario, centro porteño y Unicenter. Deja 500 personas en la calle.

La tienda chilena Falabella anunció este martes que se va definitivamente de la Argentina. Después de cerrar siete sucursales, confirmó que bajará las persianas de los últimos tres locales que le quedan en territorio nacional, que emplean a 500 trabajadorxs.

“En el contexto del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable su operación en Argentina, la Compañía cerrará las tiendas por departamento ubicadas en Rosario, Martínez (Shopping Unicenter) y en la calle Florida en la Ciudad de Buenos Aires”, anunció en un comunicado la empresa.

El cierre definitivo de estos locales se producirá en un plazo de 60 días, durante los cuales el personal podrá optar por ingresar en un "plan de retiros voluntarios" que la empresa puso en marcha o ir por vía judicial para reclamar la indemnización correspondiente. Una curiosidad, la firma se refiere a lxs trabajadorxs como "colaboradores".

"Al igual que en los casos anteriores, este proceso contempla un plan de retiro voluntario para todos los colaboradores de las tiendas que cesarán sus actividades. Falabella seguirá operando a través del e-commerce", agregó el texto.

En Rosario, el local está ubicado en una tradicional esquina, la de Sarmiento y Córdoba. Allí trabajan 110 personas. "Hoy nos llegó el comunicado de la empresa. No sabemos bien cómo se van a pagar las indemnizaciones y eso genera mucha preocupación", lamentó Juan Gómez, de la Asociación de Empleados de Comercio de esa ciudad.

Para el dirigente, los motivos de la empresa chilena para cerrar los locales son de índole político más que económico. "Se trata de una decisión política del grupo empresario. Esperamos que los trabajadores sean debidamente indemnizados", advirtió.

El proceso de retirada de Falabella comenzó hace tiempo. Hasta el momento habían sido siete las sucursales cerradas distribuidas en distintas provincias. Las tres que se sumaron este martes son el tiro de gracia a la venta directa al público en el país.

Si bien el comunicado de la empresa no argumenta motivos, la firma había anunciado a mitad del año pasado en plena ola de coronavirus que estaba en búsqueda de un potencial inversor interesado en continuar con las operaciones.

Dejá tu comentario