Sociedad | femicidios | violencia | denuncias

Villa La Angostura: Guadalupe había denunciado tres veces al femicida

Bautista Quintriqueo, el homicida de Guadalupe Curual, tenía una orden de restricción y tres denuncias en el último año y medio.

Los femicidios se repiten y sus historias parecen un dejavú. El patriarcado asesino, la Justicia cómplice y el Estado ineficiente son patrón común de la serie interminable de homicidios de mujeres. Al igual que en el asesinato de Úrsula Bahillo en Rojas, donde la joven había denunciado en reiteradas oportunidades a su femicida, el policía Matías Ezequiel Martínez, Guadalupe Curual, asesinada en la noche de este martes a puñaladas en el centro de la ciudad neuquina de Villa La Angostura, también había denunciado en varias oportunidades a su homicida.

Villa La Angostura: persiguió y asesinó a su expareja en pleno centro

"En total, lo que hemos podido recabar hasta ahora son tres denuncias en el último año y medio. Empujones, tirada de cabello y maltrato psicológico. Algunas fueron realizadas en la comisaría y otras incluso con medidas dentro de la oficina específica de Violencia Familiar del Poder Judicial”, informó el fiscal Jefe del distrito, Fernando Rubio, sobre las denuncias que la joven de 21 años le había hecho a su expareja y padre de su beba de un año, el femicida Bautista Quintriqueo, quien ahora se encuentra detenido.

El fiscal detalló además que el asesino tenía una “medida de no acercamiento” hacia Guadalupe emitida “por el juez de familia", pero aclaró que la mujer no contaba con un botón antipánico para alertar ante una situación de riesgo.

"Úrsula pidió ayuda y hubo un Estado que no llegó"

Según el funcionario, la situación que atravesaba Guadalupe Curual con la expareja se trató de “una situación muy típica de las situaciones de violencia de género, donde la víctima suele sentirse presionada e intenta levantar las denuncias o minimizar lo que le está pasando”. Podría decirse al señor fiscal que más que sentirse presionada, lo estaba ante los maltratos de un varón violento.

“Lamentablemente otro hecho atroz de este tipo de crímenes que son muy difíciles de interpretar y entender. Es un flagelo del que no estamos exentos en ninguna parte del país”, opinó Fernando Rubio.

Los femicidios muestran que las medidas de protección de la Justicia y el Estado no se activan, ni sirven ante el riesgo en el que viven las mujeres asediadas por la violencia patriarcal. No obstante, se comparte en esta nota la línea nacional para asesorarse ante situaciones de este tipo.

Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463. No se trata de una línea de emergencia. Para casos de riesgo, comunicarse al 911.

Dejá tu comentario