Economía | Fondos buitre |

Bonistas europeos piden que Griesa los deje cobrar su dinero

Son tenedores que entraron a los canjes. Sus abogados afirman que el dinero correspondiente nunca entra a los Estados Unidos.

"Entendemos que su señoría está de vacaciones, y no queremos sumarle carga a la Corte, pero es imprescindible que se resuelva rápidamente nuestro pedido de clarificación." Los bonistas europeos requirieron de esa forma que el juez Thomas Griesa haga una excepción para que la Argentina pueda realizar normalmente los pagos a los acreedores ubicados en Europa, ya que los bonos de estos inversores están fuera de la jurisdicción del juez estadounidense, según publicó Tiempo Argentino.

Para realizar los pagos a estos bonistas en particular, la Argentina deposita el dinero en una cuenta que el Bank of New York Mellon Luxemburgo tiene abierta en el BCRA para que luego se transfieran a otra cuenta a nombre del BoNY Bruselas en el Deutsche Bank de Frankfurt, Alemania. Esta última entidad es la que se encarga de entregarle los pagos a las entidades Euroclear o Clearstrem, las que se encargan de realizar la distribución entre los bonistas.

Como explicó el abogado Christopher J. Clark, representante de los acreedores europeos, esos pasos del proceso muestran que los dólares nunca entran a los Estados Unidos y sólo involucran bancos y entidades financieras extranjeras. Además, todo el procedimiento está protegido por la ley inglesa y apoyado por jurisprudencia establecida en la ley belga. En esta última se sostiene que no se puede trabar el pago a los bonistas europeos basándose en un caso similar atado a bonos de Nicaragua.

Los bonistas también aprovecharon la ocasión para pedir que la corte comience a notificarlos sobre las futuras órdenes y audiencias, ya que a pesar de que hay miles de millones de euros en juego ellos se enteraron de los últimos movimientos a través de la prensa. Por la falta de notificación no tuvieron la oportunidad de presentar un escrito antes de la audiencia del 27 de junio, pero un representante legal de ellos pudo asistir a último momento y armó el caso presentado en los documentos elevados ayer (una carta dirigida a Griesa y un argumentación de 19 páginas).

La presentación de los acreedores europeos no fue hecha en soledad, sino que tuvo un apoyo de Fintech. En otra carta dirigida al tribunal, el fondo de inversiones que mantiene buenas relaciones con el gobierno planteó que el 27 de junio Griesa garantizó el pedido del Citibank para que se clarifique y permita el pago por fuera de los Estados Unidos de los bonos denominados en pesos argentinos. "De la misma manera, la Corte debería ser consistente y permitir el pago de los bonos europeos", planteó.

El jueves pasado el gobierno nacional decidió avanzar con el pago de los más de U$S 1000 millones que vencían ayer y realizó un depósito de U$S 539 millones en las cuentas del BoNY en el Banco Central, pero este último decidió no distribuir el dinero debido al rechazo del juez Griesa. El magistrado sostuvo que la entidad financiera no debía avanzar o se encontraría en desacato con la justicia estadounidense, y planteó que el país tiene 30 días más para negociar.

Dejá tu comentario