Economía | Fondos buitre |

Buitres: más bancos suman su apoyo a la Argentina

Crece la presión al juez de Nueva York por parte de la banca que tiene entre sus clientes a tenedores de títulos reestructurados

Clearstream realizó una presentación ante el juez Thomas Griesa como respuesta el accionar legal de los bonistas europeos involucrados en el conflicto entre Argentina y los holdouts, reveló Tiempo Argentino. A contramano de lo que hará el jueves el Bank of New York Mellon –adelantó que buscará un paraguas legal para justificar su inmovilidad– la entidad financiera de Luxemburgo le solicitó al tribunal neoyorquino de primera instancia que destrabe la distribución del dinero que le corresponde a los tenedores de bonos argentinos ubicados en el viejo continente.

La iniciativa llega luego de la confirmación de que un conjunto de fondos europeos recurrieron a los tribunales de Bélgica para iniciar litigios contra el BoNY y Euroclear. Aunque Clearstream no apareció nombrada en el documento que difundió ese movimiento (firmado por el abogado Christopher J. Clark), su participación en el proceso de pago a los acreedores la llevó a presentarse como protectora del interés de sus clientes. John Vassos, abogado de la caja de valores, presentó una moción de clarificación o modificación de la orden que Griesa emitió el 27 de junio y una propuesta de orden para avanzar en ese sentido. En los textos el representante legal subraya que ya se recibieron los pagos por parte del Citibank Argentina, razón por la que deben tener la posibilidad de distribuirlos sin verse presionados por un fallo emitido en suelo estadounidense. Al igual que Euroclear, Clearstream entiende que una orden aclaratoria debería ser concedida para dejar en claro que la orden del 23 de febrero de 2012 no prohíbe pagos que efectúe la entidad financiera respecto de bonos bajo ley argentina.

Como difundió Tiempo Argentino el fin de semana, los tenedores de títulos reestructurados sostienen que los fallos de Griesa son inaplicables para sus papeles, debido a que nunca pasan por el territorio estadounidense y sólo involucran bancos y entidades financieras extranjeras. Además, todo el procedimiento está apoyado por la ley de valores de Luxemburgo y un sistema establecido en una ley aprobada por el parlamento belga en 2004. Esta última establece que el pago a los bonistas europeos no se puede trabar basándose en un caso similar atado a bonos reestructurados por Nicaragua. Para realizar los pagos a estos bonistas en particular, la Argentina deposita el dinero en una cuenta que el Bank of New York Mellon Luxemburgo tiene abierta en el Banco Central argentino para que luego se transfieran a otra cuenta a nombre del BoNY Bruselas en el Deutsche Bank de Frankfurt, Alemania. Esta última entidad es la que se encarga de entregarle los pagos a las entidades Euroclear o Clearstrem, las que se encargan de realizar la distribución entre los bonistas.

A finales de junio el gobierno nacional decidió avanzar con el pago de los más de U$S 1000 millones de vencimientos pendientes y realizó un depósito de U$S 539 millones en las cuentas del BoNY en el Banco Central, pero este último decidió no distribuir el dinero debido al rechazo del juez Griesa (a diferencia de lo que pasó con Citibank, que si transfirió los fondos). Sin embargo, tanto las cajas de valores como los bonistas saben que no es imposible que el juez otorgue una excepción para su dinero, ya que el último 27 de junio decidió emitir una orden similar para permitir el pago de los bonos nominados en pesos argentinos a través del Citibank. Por su parte el BoNY recurrirá al juez Griesa el jueves para pedirle que clarifique el papel que debe tener el banco en el enfrentamiento. "No vamos a realizar comentarios sobre las cartas y las declaraciones que están apareciendo en el conflicto de los bonos argentinos. Lo que pensamos está en el documento presentado el 1 de julio. De todas formas, el jueves por la tarde vamos a presentar una moción ante la corte, vuelva a preguntarme por nuestra posición en ese momento", sostuvo una fuente del BoNY el lunes ante la consulta de este diario. La iniciativa busca que el juez elabore un paraguas legal para que el banco pueda utilizar en los eventuales enfrentamientos legales con los bonistas que entraron a los canjes.

Dejá tu comentario