Política | Fondos buitre |

El Citibank advirtió que el fallo de Griesa es inaplicable a bonos bajo ley local

Los títulos gobernados por normativa argentina y emitidos en el canje son idénticos a otros emitidos más adelante. Dentro de ese universo se incluyen U$S 1250 millones en Discount del acuerdo con Repsol.

El Citibank empezó a prepararse para un eventual contraataque de los holdouts y le escribió una carta al juez Thomas Griesa en la que descartó que exista la posibilidad de que se embarguen títulos públicos en dólares bajo ley argentina, reveló Tiempo Argentino. Ocurre que muchos de los papeles a los que apuntan los litigantes son idénticos a los emitidos en los canjes, pero en realidad no formaron parte de ese proceso, razón por la que se podría implicar a acreedores que nada tienen que ver con el conflicto por la deuda en default.

"Se nos informó que además de los bonos del canje hay otros que fueron emitidos a partir de los decretos que autorizaron la emisión de los papeles reestructurados. En consecuencia, muchos de los títulos bajo ley argentina emitidos en virtud de esos decretos no son, de hecho, bonos del canje", subrayó el banco en un escrito firmado por la abogada Karen Wagner.

La institución financiera explicó además que ese mundo incluye U$S 1250 millones en bonos Discount que se emitieron el 30 de abril a partir del acuerdo con Repsol. Estos papeles fueron emitidos en conformidad con un decreto de 2004 que autorizaba la emisión de los bonos del canje, y las dos emisiones tienen las mismas características y el mismo Código Internacional de Identificación de Valores (ISIN, por sus siglas en inglés).

Obviamente, los bonos Repsol no pueden ser considerados títulos reestructurados –los únicos alcanzables por el fallo de Griesa– porque no tuvieron nada que ver con los canjes llevados adelante por el país en 2005 y 2010.

"Estos bonos son fungibles debido a que son idénticos. Citibank no es capaz de determinar cuáles de los bonos que posee para sus clientes son o no son títulos del canje. Además, teniendo en cuenta que los clientes negocian los bonos todos los días, no sería posible mantener la información actualizada sobre sus tenencias", planteó la entidad en el documento que elevó el pasado 23 de julio y que se filtró en la tarde de ayer.

Por esto, el banco no puede determinar cuánto de los U$S 85 millones que recibió por pago de intereses (el 26 de junio) sirvió para pagar bonos del canje y cuánto para pagar títulos con el mismo ISIN. "Si el fallo del 23 de febrero de 2012 se aplicara a los bonos bajo ley argentina, su cumplimiento sería imposible, ya que no hay forma de distinguir entre los diferentes clientes", agregó el Citibank.

En el escrito dirigido al juez Thomas Griesa, la entidad financiera también hizo referencia a la audiencia del martes pasado y negó que haya recibido un pago de entre U$S 200 y U$S 300 millones, como dijo el abogado de los fondos buitre, Edward Friedman.

El Citibank entiende que el pago total de los intereses a pagar por el país el pasado 30 de junio con respecto a los bonos en dólares bajo ley argentina –incluyendo tanto los del canje como los de idéntico contrato– era de aproximadamente U$S 217 millones, pero aclaró que en sus cuentas sólo recibió U$S 85 millones.

"Y mientras que Friedman indicó que los títulos en cuestión son 'casi el 25% del universo de los títulos del canje' y envió una carta al tribunal con esa misma información, no proporcionó sustento para ese número y no tuvo en cuenta el hecho de que muchos de esos papeles pueden no ser reestructurados", agregó la entidad.

Al 30 de junio, los clientes del Citibank que reciben pagos por estos bonos en dólares incluyen varios cientos de individuos y un número de clientes corporativos (de los cuales más de la mitad no son residentes en los Estados Unidos). Una parte importante de ellos podría ser perjudicada si el tribunal neoyorquino decide avanzar sobre los papeles que no pueden identificarse claramente.

"En nuestro recurso de clarificación, tomamos la posición de que los bonos en dólares bajo ley argentina mantenidos por el Citibank son fundamentalmente diferentes de los títulos reestructurados descriptos en detalle por la opinión de la Corte del 21 de noviembre de 2012, y que por esto no deben estar sujetos a las órdenes relacionadas. Mantenemos esa opinión", dijo el banco.

El juez Griesa emitió una orden el 27 de junio pasado en la que autorizó el pago –que finalmente se hizo– por parte del Citibank a todos los acreedores que poseen papeles bajo ley argentina (tanto en pesos como en dólares). De hecho, Euroclear, Clearstream y los bonistas europeos apuntaron a ese escrito para reclamar que se distribuyan los pagos que los incluyen.

Sin embargo, los holdouts luego interpretaron que ese movimiento del juez fue erróneo y comenzaron a buscar que se expida con una corrección sobre su excepción. Su objetivo es que sólo los títulos en pesos bajo ley argentina sean los exceptuados del fallo original de 2012. 

Las claves del caso

Reclamo buitre: los holdouts buscan que en caso de default el juez Thomas Griesa extienda los alcances de su fallo a los títulos en dólares bajo ley argentina.

Idénticos: el Citibank advirtió que muchos de los papeles a los que apuntan los litigantes son idénticos a los emitidos en los canjes, pero en realidad no formaron parte de ese proceso.

Repsol: ese mundo incluye U$S 1,25 mil millones en bonos Dicount que se emitieron el 30 de abril a partir del acuerdo con Repsol. Estos papeles fueron emitidos en conformidad con un decreto de 2004 y las dos emisiones tienen las mismas características y el mismo Código Internacional de Identificación de Valores.

Clientes: estos papeles que no pueden diferenciarse son parte de las carteras de cientos de inversores individuales y clientes coorporativos.

Dejá tu comentario