Economía | Fondos buitre |

Los fondos buitre enfrentan a los eurobonistas para evitar un acuerdo

En la previa de la audiencia convocada por el juez Griesa para el martes, los eurobonistas piden facilidades para eliminar la cláusula RUFO, pero los holdouts se niegan alegando que es una excusa para que la Argentina avance con un nuevo canje.

Los fondos buitre y los eurobonistas llegan a la audiencia del martes con los trajes cambiados en lo que respecta a la cláusula Rights Uppon Future Offers (RUFO) y su influencia en un potencial acuerdo que ponga fin al conflicto con la Argentina.

Según Tiempo Argentino, mientras que parte de los acreedores del canje que podrían usar esa letra escrita para iniciar nuevos juicios le pidieron al juez Thomas Griesa que facilite su eliminación, los holdouts se oponen por considerarlo una excusa para preparar un cambio en las condiciones de los títulos.

La posibilidad de que se elabore un waiver de la RUFO implica un punto fundamental para poder avanzar a un acuerdo en los próximos meses. Esa parte del contrato establece que si la Argentina realiza una oferta a los buitres canjeando sus títulos en default por otros nuevos con mejores condiciones, los tenedores de papeles reestructurados pueden pedir términos similares. 

Si eso pasara antes del 31 de diciembre de 2014, Argentina le debería al 93% de los acreedores del canje miles de millones de dólares adicionales, lo que hace un acuerdo con los holdouts prohibitivamente caro para el país.

Los tenedores de títulos europeos que iniciaron este intercambio son los mismos que ya iniciaron un juicio contra el BoNY y Euroclear en Bélgica y amenazaron con hacerlo en Inglaterra.

A pesar de esto, una fracción de los tenedores de títulos reestructurados se dirigieron al tribunal de Nueva York reconociendo que "el potencial gatillamiento de la cláusula RUFO puede estar causando un efecto negativo en las negociaciones". Por esto pusieron sobre la mesa la posibilidad de renunciar a los beneficios de la RUFO y pidieron que la Corte evite el obstáculo aclarando que los fallos no prohíben que las entidades financieras –DTC, Euroclear y Clearstream– compartan la información de los bonistas del canje con el país. "Así se promovería el acuerdo y se llevaría a una resolución ordenada del caso", agregaron.

Con el gesto de los bonistas podía suponerse que las partes protagonistas iban a sentir un principio de alivio, pero la reacción de los buitres fue diametralmente opuesta a esta idea. El discurso negociador con el que se mostraron a través de sus voceros no coincidió con las petición judicial que elevaron ante el tribunal de Griesa.

"Las acciones de Argentina a esta fecha mostraron que intenta activamente cumplir con los pagos a los bonistas del canje sin hacer un depósito prorrateado a los litigantes, en clara violación al fallo. Identificar a los acreedores del canje podría facilitar que el país intente eludir al Bank of New York Mellon y designar un nuevo clearing system fuera de la jurisdicción de este tribunal para hacer pagos ilegales", sostuvieron. Además, plantearon que "incluso si esa no es la intención del pedido de los eurobonistas, su solicitud excede todo lo que está permitido bajo la idea de 'corrección' de un pedido anterior", haciendo referencia a que las sugerencias de los acreedores del canje formó parte de un documento que agregaba información a otro anterior.

Los tenedores de títulos europeos que iniciaron este intercambio son los mismos que ya iniciaron un juicio contra el BoNY y Euroclear en Bélgica y amenazaron con hacerlo en Inglaterra: Knighthead Capital Management, Redwood Capital Management, Perry Capital, VR Global Partners, Monarch Master Funding, Silver Point Capital, QVT Fund, Quintessence Fund y Centerbridge Partners (cada uno en representación de sí mismo o de un grupo de fondos manejados o aconsejados por ellos).

"Los eurobonistas le dimos la bienvenida a la designación de un mediador (Daniel Pollack) y creemos que una solución negociada sería beneficiosa para todas las partes. De todas formas, también consideramos que eso puede tomar tiempo para ser implementado", sostuvieron. Por esa razón creen que se debe aclarar a qué actores se aplican los fallos y están a favor de que se eliminen los obstáculos que pone la cláusula hasta fin de año.

Dejá tu comentario