Mundo | Fujimori | Perú | Pedro Castillo

Pedro Castillo dio vuelta el conteo y le gana a Keiko Fujimori

Escrutado el 95% de los votos, el candidato de la coalición de izquierda supera por poco a la derechista hija del exdictador Alberto Fujimori.

Perú es uno de los países más polarizados de América Latina y la elección de este domingo llegó para demostrarlo. El balotaje protagonizado por Pedro Castillo, de la coalición de izquierda y centro izquierda Perú Libre de un lado, y la derechista Keiko Fujimori, hija del exdictador Alberto Fujimori del otro, conforman un ejemplo difícil de rebatir si hablamos del mentado concepto de grieta.

Los datos iban en una dirección desde el comienzo de la madrugada (hora argentina) pero este lunes luego del mediodía se dieron vuelta, en un cabeza a cabeza de final impredecible (y por cómo viene funcionando la política en el país, con probable judicialización en puerta).

El conteo de los votos es, con el 95% de los sobres escrutados, a favor por muy poco del candidato del frente de izquierda Perú Libre, Pedro Castillo, quien se impone con el 50,1% de los votos por sobre la derechista Keiko Fujimori, que obtiene el 49,8%

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) procesó hasta el momento el 95% aunque aún faltan computar parte de los votos del campo, la selva y el exterior.

Voto a voto

Unas horas antes al conteo de la ONPE, un sondeo a boca de urna de la firma Ipsos había dado ventaja a Fujimori de 50,3% sobre el 49,7% de su rival, pero para agregar incertidumbre, después un conteo rápido de votos de la misma encuestadora arrojó un resultado inverso, con 50,2% para el maestro de escuela rural y 49,8% para la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori.

El conteo rápido, que tiene un margen de error de 1%, "nunca se ha equivocado" en las elecciones presidenciales peruanas, destacó Fernando Tuesta, exjefe de la ONPE. "Lo más cercano al resultado final es el [conteo rápido] de Ipsos", remarcó Tuesta a través de Twitter. De esta forma, los votos del campo, la selva y del exterior pueden definir el balotaje presidencial del domingo en Perú, que suma incertidumbre política a un país devastado por la pandemia y en recesión.

Gritos de "¡Viva el Perú!", "¡Ganó Keiko!", resonaron desde edificios en medio de calles desiertas por el toque de queda nocturno vigente por la pandemia, constató un periodista de la AFP.

“Estos resultados se han recibido con alegría pero, al ver que el margen es tan pequeño, es fundamental también mantener la prudencia, y eso lo digo para todos los peruanos”, dijo anoche Fujimori en una breve declaración en la sede de su comando de campaña, en Lima.

La hija del expresidente Alberto Fujimori sostuvo que “la campaña terminó y será fundamental tender los puentes y encontrar los espacios de diálogo entre todos los grupos políticos”.

Castillo, de 51 años, reaccionó con calma al escrutinio parcial y desde su natal Cajamarca (norte) advirtió: aún "falta que se cuenten nuestros votos, de la zona rural".

Dejá tu comentario