Política | Grabois | Frente de Todos | Alberto Fernández

Juan Grabois, categórico: "Alguna cabeza tiene que rodar"

El dirigente social cercano al oficialismo afirmó que "sin cambios no hay futuro" y disparó: "El problema es el rumbo".

Uno de los dirigentes que más milito por el Frente de Todos es también uno de los más críticos respecto del rumbo que toma el gobierno nacional y también dijo lo suyo en medio de las renuncias que este miércoles se arremolinaron ante Alberto Fernández. El referente de la CTEP Juan Grabois afirmó que tras la derrota en las PASO y ante el grave cuadro social "el problema es el rumbo" y "alguna cabeza tiene que rodar".

"Sin cambios no hay futuro", disparó Grabois en diálogo con el programa Pasaron Cosas, por Radio con Vos. "Felicito a quienes ponen su renuncia a disposición del Presidente", señaló y argumentó que en este contexto "es necesario cambios muy fuertes, de privilegios, de prioridades y de personas también".

Wado de Pedro, Soria y Salvarezza pusieron a disposición sus renuncias

"Apunto a la política económica y creo que (Martín) Guzmán es un cuadro técnico de altísimo nivel, pero está pifiando con la política económica, que es la decisión más importante de un gobierno", apuntó, y reafirmó: "El problema es de rumbo, de orientación de la política económica en general y que el gabinete como cuerpo no funciona".

"Alguna cabeza tiene que rodar, no caben dudas", dijo, tajante, porque "es parte de la catarsis de un pueblo y de una agrupación política que tiene que sanar los errores graves que se cometieron".

En ese marco, destacó que "la responsabilidad la tiene el Presidente", al tiempo que apuntó a la mesa chica del jefe del Estado: "Lo que debilita al Presidente es el círculo Rosadita, de cinco o seis salames que le venden el diario de Yrigoyen; lo que debilita al Presidente es no tomar conciencia de la gravedad de la crisis".

"Todos queremos que Alberto sea el mejor presidente de la historia. No estaría sucediendo", arremetió también.

Respecto de los pasos a seguir para ordenar el rumbo y retomar la iniciativa, Juan Grabois consideró que las primeras medidas a tomar deberían ser "un aumento del 50 por ciento en el salario mínimo; un salario universal que sería una IFE permanente; y política de escuelas abiertas que incluya que en el verano se recuperen las clases".

Dejá tu comentario