Política | Ibarra | Aborto | proyecto

Ibarra: "Para las mujeres la maternidad forzada no es una opción"

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, anunció que el proyecto de despenalización del aborto será tratado en sesiones extraordinarias.

La secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, despertó nuevas expectativas sobre el tratamiento de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Congreso, luego de afirmar ayer durante una entrevista televisiva que el proyecto que enviará el Gobierno en las próximas semanas será tratado en diciembre, en el marco de las sesiones extraordinarias.

En tanto, esta mañana durante una entrevista en Futurock, al ser consultada sobre los motivos para tratar el proyecto en este contexto, la funcionaria sostuvo que "tenemos un momento de pequeña mayor tranquiliad en el estrés de la pandemia (...) pero creemos que tenemos una promesa de campaña para cumplir en un momento donde estamos transitando un momento más tranquilo y queremos dar cumplmiento a esa promesa".

Y añadió que "la perspectiva era cumplir la palabra perpetrada por el Presidente (Alberto Fernández), que ratificó una y otra vez su decisión. El hará el anuncio en el momento oportuno".

Respecto de las dudas sobre si desde el Gobierno aplicarán los lineamientos de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, Ibarra sostuvo que el proyecto del Ejecutivo "es un proyecto que recoge los consensos generales", y agregó que -ella- tiene "un enorme reconocimiento a las mujeres que siguen militando desde hace muchos años, mujeres que han peleado por la legalización del aborto".

"Los abortos suceden en la Argentina independientemente de la amenaza penal, y para las mujeres la maternidad forzada no es una opción"

Respecto de la situación de mujeres y personas con capacidad de gestar hoy en el país, explicó que "los abortos suceden en la Argentina independientemente de la amenaza penal, y para las mujeres la maternidad forzada no es una opción. Al ser clandestino se hace en condiciones de falta de higiene, sin seguridad, y se ponen en peligro, y se realizan miles de abortos en Argentina".

En ese sentido remató: "Quienes dicen 'no queremos que hayan abortos', no los están evitando con la penalización. Al revés."

"Queremos asumir que esto es un probema de salud pública, y que la mujer que ha tomado la decisión de abortar sea recibida en un hospital público, sea cuidada, sepa que no irá a prisión y se le brindará información sobre salud reproductiva", aseguró y repitió los conocidos números de terror al afirmar que "las estimaciones dan entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año en Argentina".

"Quienes dicen 'no queremos que hayan abortos', no los están evitando con la penalización. Al revés".

"Creemos que estamos en condiciones de sancionar la ley. Como siempre nos vamos a proponer un debate muy respetuoso, muy cuidado, no queremos agravios, ni descalificaciones, queremos un diálogo democrático, y así lo vamos a proponer. No vamos a ingresar a ningún tipo de situación de amenaza, como se dio en los últimos días que hubo mujeres amenazadas por defender la despenalización del aborto (fue el caso de Ingrid Beck, entre otras,)", expresó Ibarra.

El gobierno va a presentar un proyecto de ley y va a ser muy respetuoso de las diferencias...vamos a explicar que con esta legislación que penaliza a la mujer, los abortos suceden de a miles. Estamos en el peor de los mundos en este tema.

"Lejos de promover el aborto, creemos que la legalización como lo muestran los números en Uruguay, México, España, Bélgica, Noruega, Canadá, entre otros, la cantidad de abortos finalmennte baja y se termina el negocio de la clandestinidad del aborto y se terminan las muertes allí y el drama de mujeres que se ven forzadas a ser madres", precisó la funcionaria.

Y al respecto agregó que "la maternidad es algo hermoso cuando es deseada pero puede convertirse en un infierno si es forzada".

También se refirió al Plan de los 1000 días, anunciado meses atrás por el presidente Alberto Fernández, que establece la asistencia del Estado a personas embarazadas en situación de vulnerabilidad y busca garantizar el cuidado integral de la vida y de la salud tanto de quien lleva a cabo el embarazo como de sus hijxs en los primeros 3 años de vida.

Ambos proyectos serán enviados en las próximas semanas para ser tratados en el Congreso.

Dejá tu comentario