Alucinema | INCAA | cine argentino | Festival de Cine de Mar del Plata

Fuerte carta de directorxs de cine argentino al INCAA

En el comienzo del Festival de Cine de Mar del Plata celebran el trabajo en medio de la pandemia pero alertan por

Los directores de cine argentino agrupados en el Colectivo de Cineastas (CDC) expresaron a través de una carta abierta al Instituto Nacional de Cine (INCAA) su inquietud ante la situación que atraviesa el sector en nuestro país en medio de la pandemia del coronavirus.

Al tiempo que celebran el "llamado al diálogo" que expresó al momento de asumir su cargo al frente del INCAA el realizador Luis Puenzo, los cineastas remarcan también que se mantienen "excluyentes requisitos para presentar proyectos" ante el Instituto.

Asimismo, mientras comienza de forma online la nueva edición del Festival de Cine de Mar del Plata, los cineastas subrayan que "rodajes interrumpidos, proyectos pospuestos, salas de cine cerradas y miles de puestos de trabajo perdidos conforman parte del frágil panorama del sector".

También, llamaron a terminar con "las desigualdades por condicionamientos de género" en relación a los proyectos que se aceptan en el INCAA, así como también la urgencia de "medidas estructurales que transformen estas desigualdades en derechos para todes".

La carta de directores de cine al INCAA

"Desde el surgimiento del Colectivo de Cineastas (CDC), nos pronunciamos a favor de políticas públicas que amplíen el acceso al fomento y que fortalezcan las redes de exhibición. Sostenemos la pelea por democratizar los fondos para que se abran puertas a aquelles que no cuentan con los excluyentes requisitos que se establecen para presentar proyectos, evidenciando públicamente todas las desigualdades que existen por condicionamientos de género, territoriales y de clase. Para nosotres, deconstruir las históricas relaciones de poder y de sectorización de la industria, es primordial para reconstruir una actividad audiovisual federal, inclusiva y diversa.

"La actual gestión del INCAA asumió con un llamado al diálogo, pensando en consensos para una nueva etapa luego de cuatro años de políticas tendientes a favorecer a la concentración de recursos en pocas manos. El sector celebró esa convocatoria y lo sintió como una oportunidad. Pocos meses después, la pandemia paralizó totalmente la producción de cine. Rodajes interrumpidos, proyectos pospuestos, salas de cine cerradas y miles de puestos de trabajo perdidos conforman parte del frágil panorama del sector.

"La gravedad de la crisis, que golpeó especialmente al cine independiente, lejos de ser contenida por la presencia del Estado a través del INCAA, se vio agravada por la ausencia de un plan de emergencia. A esto se sumó la absoluta falta de diálogo con el sector y la deficiencia en todos los procesos administrativos e institucionales.

"A casi un año de las promesas de diálogo y trabajo, no hay claridad ni perspectiva para nuestro cine. El futuro inmediato es preocupante, las autoridades del INCAA no quisieron o no supieron dar la batalla elemental de gravar a las OTT (Netflix, Amazon Prime, etc.) y garantizar los recursos necesarios para reactivar la producción. Junto a las asociaciones que conformamos la CAF (Coordinadora Audiovisual Federal), intentamos frenar la merma constante de las arcas del INCAA, fruto de la inactividad de las salas cinematográficas, impulsando proyectos legislativos para gravar a las OTT a través de un impuesto similar al que hoy se cobra en las entradas de cine de todo el país. Dialogamos con legisladores, legisladoras y especialistas, generando materiales explicativos hacia la comunidad sin sentir, más allá de algunas declaraciones radiales, el acompañamiento activo de la gestión.

"También, nucleades en el FAFF (Frente Audiovisual Feminista Federal), hemos dado una pelea pública para demostrar que ya no se puede seguir invisibilizando las desigualdades por condicionamientos de género y que es urgente que haya medidas estructurales que transformen estas desigualdades en derechos para todes. Las autoridades del INCAA respondieron con dilaciones y medidas superficiales demostrando no comprender la profundidad del reclamo y de un movimiento que es imparable.

"En casi un año, solo se lanzaron algunos concursos tardíos de los cuales todavía no hay resultados. Se prometieron otros tantos concursos para paliar la crisis que nunca llegaron a ver la luz. Se negaron a atender los reclamos y propuestas para lograr la equidad de género en estas medidas urgentes de fomento. El sistema de estrenos a través de la plataforma Cine.Ar no está pudiendo dar respuesta eficaz a las películas que necesitan estrenar, viéndose desbordado justo cuando el público más se ha volcado a esa ventana de exhibición.

"Desde su inicio, esta gestión asegura estar trabajando en un borrador de plan de fomento que nunca fue mostrado. Se prometieron mesas de diálogo a las que, tanto el CDC, como un diverso arco de asociaciones del sector, no han sido convocadas para que desarrollen sus propuestas. Por otro lado, aún no se ha conformado el Consejo Asesor que, entre otras cosas, debería nombrar nuevos comités de evaluación tanto de ficción como de documental.

"Desde el Colectivo de Cineastas creemos que este no es el camino.

"Queremos un INCAA activo que acompañe al sector en la crisis y que diseñe un futuro para un cine plural. Que impulse políticas para garantizar y ampliar el fondo de fomento con el aporte de las OTT. Que elabore en diálogo con el sector un plan de fomento que impulse una producción diversa: eliminando el actual sistema de puntajes restrictivo, garantizando el acceso federal, que tienda a eliminar la actual inequidad de género a través de políticas estructurales que incentiven la conformación de equipos técnicos equitativos (contemplando la disparidad en los roles y cabezas de equipo históricamente relegados para las mujeres y diversidades), como así también la implementación de cupos por género a nivel federal para todos los premios en convocatorias, que disponga de herramientas de financiación para las productoras medianas y pequeñas, que contemple formas de producción alternativas a través de una vía digital de ficción, que estipule el 10% del costo medio a la vía digital documental y actualice el costo medio acorde a la inflación.

"Queremos un INCAA que proteja la soberanía de la producción audiovisual nacional, que piense en las series audiovisuales como una posibilidad de contar historias diversas a lo largo y ancho de nuestro territorio nacional, y no como una usina de venta de fuerza de trabajo para las grandes cadenas de streaming.

"Queremos un INCAA que apoye al cine argentino en su exhibición. Activo en la reapertura de las salas con protocolo. Que plantee políticas concretas tendientes a regularizar un mercado híper concentrado (en 2019 tres empresas estadounidenses ocuparon el 90% del mercado), haga cumplir la cuota de pantalla, jerarquice los espacios INCAA y apoye a los Festivales Nacionales. Queremos un INCAA que proteja nuestro patrimonio audiovisual poniendo en marcha el tan demorado proyecto de la CINAIN.

"Desde el Colectivo de Cineastas, asociación que representa cerca de 100 cineastas con participación en todos los últimos festivales más importantes del mundo, con más de diez películas en el 35° Festival de Mar del Plata, en todas sus competencias y también en desarrollo, como asociación abierta a les estudiantes, futuras generaciones de cineastas, queremos un INCAA que dialogue con todas las asociaciones y agrupaciones que representan la diversidad del sector.

"El cine independiente está en crisis y las autoridades que tienen la responsabilidad de diseñar, consensuar e implementar las políticas cinematográficas, no lo están haciendo. Desde el Colectivo de Cineastas queremos un INCAA que esté a la altura de las circunstancias. Por una cinematografía plural, inclusiva y federal."

Dejá tu comentario