Infonews23 |

¿Sabés lo que pasa si dejás de comer pan?

La tendencia de eliminar los carbohidratos no deja de crecer. Las harinas siguen cuestionadas. Pero, ¿qué pasa en tu cuerpo cuando las suprimís?

Los alimentos de granos no son todos iguales. Así que si deshechás granos refinados, granos integrales o carbohidratos en general, los resultados pueden variar a gran escala, asegura el periódico El instransigente.

 

¿Qué cambia en tu cuerpo cuando los eliminás?

 


- Perdés peso de agua: Cuando reducís tu consumo de carbohidratos, lo primero que notarás es lo rápido que pierdes peso. Pero no es grasa lo que estás perdiendo, es agua.

- Te sentís mal por falta de carbohidratos: Son la fuente primaria de energía para el cerebro. ¿Cuál es el resultado? Tienes mal aliento, boca seca, fatiga, debilidad, mareo, insomnio, náusea y torpeza. Prácticamente sientes como si tuvieras una gripe muy fuerte. Esto sucede porque los carbohidratos son el combustible preferido de tu cuerpo.

- Tus antojos se reducen: Los carbohidratos refinados son conocidos por provocar dependencia y adicción a ciertos alimentos, lo que causa que tengamos más antojos.


- El riesgo de enfermedades del corazón y diabetes aumenta o disminuye (según el tipo de pan): El tipo de granos que dejás de comer hace mucha diferencia en este punto. Los refinados incrementan el riesgo de problemas del corazón y de diabetes del segundo tipo. Por otro lado, la Asociación Americana del Corazón, declara que los granos integrales mejoran los niveles de colesterol y disminuyen el riesgo de problemas cardiacos, obesidad, y diabetes del segundo tipo.

- Tus niveles de energía se desploman: Las harinas refinadas causan cansancio excesivo. Sin embargo, los granos enteros son una excelente fuente de hierro, magnesio y vitamina B, los cuales son necesarios para mantenerte despierta y activa.

- No podés ir al baño: La mayor cantidad de la fibra que tu cuerpo recibe proviene de los granos enteros. La fibra no sólo ayuda a tu sistema digestivo, ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, a prevenir la obesidad, y reduce el riesgo de enfermedades crónicas.

- Te ponés de mal humor: No sólo estarás de mal genio por el estreñimiento. Los carbohidratos, sean refinados o integrales, incrementan los niveles de seratonina, el neurotransmisor del cerebro que te hace sentir bien. 

Temas

Dejá tu comentario