Mundo | Israel | Palestina | Estado

Las Madres rechazaron la anexión israelí sobre Palestina

Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora repudiaron intención de Israel de anexar territorio de Palestina. La medida fue suspendida.

La organización Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora rechazó hoy la intención de Israel para anexar partes del territorio de Palestina ocupado de Cisjordania y advirtió que "el derecho internacional prohíbe estrictamente la anexión de un territorio a otro Estado".

"Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora expresamos nuestra total adhesión al rechazo del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino con respecto a los anunciados planes, por parte del Estado de Israel, de anexar el Valle del Jordán y otras áreas de la Ribera Occidental de Cisjordania", expresó la organización en un comunicado citado por Agencia Télam.

En ese sentido, la entidad afirmó que se fundamentan "en que el derecho internacional prohíbe estrictamente la anexión de un territorio a otro Estado".

"Confiamos en que nuestro país se exprese en consonancia con su reconocimiento, en 2010, del Estado de Palestina dentro de las fronteras vigentes en el año 1967 y las resoluciones que al respecto fueran surgiendo en el consiguiente proceso de negociación", expresó la organización Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

palestina israel.jpg
Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora repudiaron intención de Israel de anexar territorio de Palestina. La medida fue suspendida.

Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora repudiaron intención de Israel de anexar territorio de Palestina. La medida fue suspendida.

Asimismo, expresó su "esperanza de que los demás Estados del mundo también intervengan para que no se cumpla esa medida violatoria de la soberanía del Estado de Palestina".

De todos modos, un ministro israelí confirmó hoy que la aplicación del plan del primer ministro Benjamin Netanyahu de anexionar partes de los territorios ocupados a los palestinos en Cisjordania no comenzará hoy, como estaba previsto, en medio del creciente rechazo internacional a la iniciativa.

LA MEDIDA FUE SUSPENDIDA

En declaraciones a la Radio Militar, el ministro de gabinete Ofir Akunis dijo que el envío del proyecto de ley de anexión al Parlamento, el primer paso del proceso, no se hará hoy, tal como estaba acordado entre los partidos de la coalición de gobierno que encabeza Netanyahu.

Akunis dijo que la anexión de Cisjordania, que Israel ocupa desde 1967, "ciertamente ocurrirá en julio", pero luego de más conversaciones con el gobierno de Estados Unidos y de que el presidente estadounidense, Donald Trump, haga una declaración sobre el tema.

"La coordinación con el gobierno estadounidense no es algo que deba desestimarse", dijo Akunis, citado por el diario israelí Jerusalem Post.

Las declaraciones echan duda sobre si Israel efectivamente seguirá adelante con la explosiva anexión de Cisjordania, que desató fuertes críticas de la comunidad internacional, incluyendo la ONU, la Unión Europea (UE), países árabes y hasta de aliados israelíes, como el Reino Unido.

En un editorial publicado hoy en el diario de mayor circulación de Israel, el Yediot Ahronot, el primer ministro británico, Boris Johnson, escribió que, como "apasionado defensor de Israel", estaba particularmente preocupado por la posibilidad de una anexión de Cisjordania.

“Como amigo de toda la vida, admirador y partidario de Israel, temo que estas propuestas no lograrán su objetivo de asegurar las fronteras de Israel, serán contrarias a sus intereses a largo plazo y pondrán en riesgo recientes mejoras en las relaciones con el mundo árabe", prosiguió.

“Espero profundamente que la anexión no siga adelante. Si lo hace, el Reino Unido no reconocerá ningún cambio a las fronteras de 1967, excepto los acordados entre las partes", agregó.

Netanyahu ya había insinuado ayer que hoy no enviaría el proyecto al Parlamento, al decir que habría más conversaciones con Estados Unidos.

El primer ministro dice que Israel debe anexionarse partes Cisjordania en línea con el plan de paz para israelíes y palestinos presentado por Trump en enero pasado, que contempla que Israel ponga bajo su control permanente un 30% del territorio.

La comunidad internacional entera considera a Cisjordania como uno de los territorios ocupados militarmente por Israel tras la llamada Guerra de los Seis Días en 1967, en la que el Estado judío arrebató la región a Jordania.

Pese a que el derecho internacional prohíbe la transferencia de población del país ocupante al territorio ocupado, Israel fomentó, financió y planificó de manera sistemática la construcción y consolidación de colonias en esa región.

Unos 500.000 israelíes viven hoy en las 132 colonias de Cisjordania.

Aunque en el pasado se anexionó Jerusalén este y los Altos del Golán, un territorio sirio, Israel nunca antes intentó anexionarse Cisjordania.

Sus anteriores gobiernos dijeron que se trata de una zona "en disputa" cuyo estatus debía determinarse mediante negociaciones con los palestinos.

Los palestinos quieren fundar un Estado independiente en Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén este.

Las conversaciones entre israelíes y palestinos están estancadas desde hace años porque Israel se ha negado a detener la expansión de sus colonias y porque Palestina dice que eso demuestra mala fe y que el diálogo es inútil.

Israel ocupó la Franja de Gaza también en 1967, y aunque en 2005 la evacuó, sigue siendo considerado su potencia ocupante, porque controla sus fronteras, sus aguas territoriales y su espacio aéreo.

El gobierno palestino del presidente Mahmud Abbas rechazó de manera tajante cualquier anexión unilateral -al igual que la propuesta de paz estadounidense en su conjunto- y advirtió a Israel y Estados Unidos que, si se concreta, se retiraría definitivamente de los Acuerdos de Oslo.

Esto supondría la disolución de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), como se llama el gobierno palestino de Cisjordania, y llevaría el caso ante la Corte Penal Internacional en La Haya.

Dejá tu comentario